Discover
Start a collection Search

kowafer

43 contributions 1 participating

contributions participating

“Es necesario que las mayorías tengan derecho a la esperanza para que, operando el presente, tengan futuro”.

Paulo Freire

“Mucha gente hace discursos pragmáticos y defiende nuestra adaptación a los hechos, acusando al sueño y a la utopía no sólo de ser inútiles, sino también de ser inoportunos en cuantos elementos que necesariamente forman parte de todas práctica educativa que desenmascare las mentiras dominantes, puede parecer extraño que yo escriba un libro llamado Pedagogía de la esperanza un reencuentro con la pedagogía del oprimido”

Paulo Freire

El papel del educador o de la educadora progresista que no puede ni debe omitirse, al proponer su “lectura del mundo”, es señalar que existen otras “lecturas del mundo” diferente de las suya y hasta antagónicas en ciertas ocasiones. En la arena ideológica - política, en política educativa, en el colectivo docente, entre los neutrales y los politizados, los discursos que se juegan en las escuelas, van de apelaciones a la retórica de modernidad educativa, a la responsabilidad de los padres y a los actores educativos, a la configuración de modelos educativos mercantilizados y unas políticas signadas por el ajuste estructural.

Paulo Freire

La domesticación consiste en transmitir una conciencia bancaria de la educación: se impone el saber al educando, que permanece pasivo, sin derecho a opinión.
La libertadora sigue la misma línea que la concientizadora.
Los proyectos domesticadores, al contrario de los libertadores, ven a los campesinos como receptores pasivos, meros objetos. Las personas deben aprender a pronunciar sus propias palabras y no repetir las de otras personas. Por medio de la comunicación auténtica, a través del diálogo, el individuo se transforma en creador y sujeto de su propia historia.

Paulo Freire

Freire sustenta una pedagogía en la que el individuo aprenda a cultivarse a través de situaciones de la vida cotidiana que él vive, mismo que aporta experiencias útiles para generar situaciones de aprendizaje. No se trata de una pedagogía para el oprimido, por el contrario, de él; el sujeto debe construir su realidad a través de las circunstancias que generan el devenir cotidiano. Los textos que el individuo construye le permiten reflexionar y analizar el mundo en que vive, pero no para adaptarse a él, sino para reformarlo y hacerlo conforme a su demanda histórica lo ha expuesto.

Paulo Freire

Cuando el individuo no lucha por sus intereses y su emancipación cultural y social, pareciera como si hubiera perdido el amor por la vida, tal necrofilia es la situación que ha prevalecido reproducido con la educación que se imparte en las escuelas.

Paulo Freire

La dialogicidad : esencia de la educación como práctica de la libertad. La realidad actual que circunda al hombre no le permite entenderla y transformarla porque la educación es simplemente para adaptarlo. Para alcanzar tal objetivo es menester la dialogicidad que se establezca entre el maestro y alumno, puesto que el hombre no se hace en el silencio, sino en la palabra, la acción y la reflexión, ante ello se destaca el uso del diálogo como elemento de aprendizaje. El diálogo que se establece entre los dos sujetos contribuye a aumentar el amor recíproco, mismo que no puede ser análogo con la cobardía, por el contrario es un acto de valentía, sin embargo, no se trata de una acción ingenua, sino que el amor fomenta entre los hombres el diálogo.

Paulo Freire

En el texto de la pedagogía del oprimido, y para decirlo de una manera simple, si el mundo se divide entre oprimidos y opresores, ¿a cuál de los campos pertenece el liberador?. Los oprimidos son vistos, al menos inicialmente separado de sus liberadores, aunque, al menos inicialmente separado de sus liberadores, aunque digo que deben involucrarse en la lucha por su liberación y hacerlo como sujetos y no como objetos.
La solución que propongo, “el suicido de clase”. Acepto que normalmente los educadores provengan de la clase media, entiende que son los aliados y se identifica con los opresores, y para convertirse en educadores dialógicos, ellos deben cometer “suicido de clase”. Luego de pasar por este esfuerzo de voluntad moral, ellos pueden renacer en lo que denomino una “experiencia de pascua”con un nuevo compromiso frente a los intereses de los pobres y oprimidos. La expresión suicido de clases se le puede atribuye a Frantz Fanon en 1967, en su texto anticolonialista clásico, “The Wretched of the eart”.

Paulo Freire

La lucha en favor del respeto a los educadores y a la educación significa que la pelea por salarios menos inmorales es un deber irrecusable y no sólo un derecho. La lucha de los profesores en defensa de sus derechos y de su dignidad debe ser entendida como un momento importante de su práctica docente, en cuanto práctica ética.
No es algo externo a la actividad docente, sino algo intrínseco a ella. El combate en favor de la dignidad de la práctica docente es tan parte de ella misma como el respeto que el profesor debe tener a la identidad del educando, a su persona, a su derecho de ser. Uno de los peores males que el poder público nos ha venido haciendo en Brasil, históricamente, desde que la sociedad brasileña se creó, es el de hacer que muchos de nosotros, existencialmente cansados a fuerza de tanta desatención hacia la educación pública, corramos el riesgo de caer en la indiferencia fatalistamente cínica que lleva a cruzar los brazos. "No hay nada que hacer" es el discurso acomodaticio que no podemos aceptar.

Pedagogía de la autonomía / Paulo Freire

Es necesario desarrollar una pedagogía de la pregunta. Siempre estamos escuchando una pedagogía de la respuesta. Los profesores contestan a preguntas que los alumnos no han hecho.

“Pedagogía de la Esperanza. Un reencuentro con la Pedagogía del oprimido” / Paulo Freire

Enseñar exige respeto a los saberes de los educandos

Paulo Freire

Enseñar exige la corporización de las palabras por el ejemplo

Paulo Freire