Discover
Start a collection Search

danielitobang

229 contributions 1 participating

contributions participating

Me hubiera gustado treparme al techo, caminar hasta su cuarto y despertarla de un beso en la mejilla, juntarle mi cara, respirarle en las orejas, preguntarle por mí, que si me había pensado mucho. Me hubiera gustado eso.

Todos estamos llevando del bulto.

Quisiera una forma, una espalda, una cadera de mujer para yo pasar por allí mis dedos y suspirarle al lado con cara de moribundo. Cerrar los ojos y jadear adioses. Funciona, funciona la cosa.

Me estoy volviendo una sombra de melancolia, y de ahí al tango no hay sino un paso.

Recógeme en tus brazos cuando me llegue la hora de las debilidades, escóndeme, encuéntrame refugio hasta que yo me recupere, tráeme ritmos nuevos para mi convalecencia.

Cuantas cosas he estudiado, pero de todo ello sólo quedan en mi cabeza unos pedazos sin forma.

qué ironía  tan lejos y tan cerca de no ser feliz!!!

qué ironía... tan lejos y tan cerca de no ser feliz!!!

Me miró a mi, como si le asombrara verme vivo, yo aveces preferiría no estarlo. Para qué, con toda esta zozobra, seguir mañaneando. No hay nada peor que el despertar en el que uno no advierte ninguna posibilidad mejor para el nuevo día. Si la noche durara para siempre. O si uno no se levantara nunca...

Música que me conoces, música que me alimentas, que me abanicas o cobijas el pacto esta sellado. Yo soy tu difusión la que abre las puertas e instala el paso, la que trasmite por los valles la noticia de tu unión y tu anormal alegría.... Recógeme en tus brazos cuando me llegue la hora de las debilidades, escóndete, encuentrame refugio hasta que yo me recupere...yo luzco y difumino tus aires pare que pasen a ser esencia trágica de los que me conocen, de los que me ven y ya no me olvidan.Para los muertos. Que viva la música.

"la odio a ella por haber podido vencer a sus miedos y a sus falsas libertades"

PRETENDIENTE: ¿Entonces que es para usted el amor? ¿Ah?
ANGELITA: Yo no sé. Pero en todo caso no es usted.

Vengo de una raza notable por la fuerza de la imaginación y el ardor de las pasiones. Los hombres me llaman loco. Lo cierto es que aquellos que sueñan de día conocen muchas cosas que se escapan a los que sueñan sólo de noche. Diremos pues que estoy loco. Concedo por lo menos que hay dos estados distintos en mi existencia mental: un estado de razón lúcida que no puede discutirse y que pertenece a la memoria de los sucesos de la primera época de mi vida, y un estado de sombra y dudas que pertenece al presente y a los recuerdos que forman la segunda era de mi existencia. Lo que pasa es que soy muy feliz en la duda y en la sombra.