Discover
Start a collection Search

falarcong

51 contributions 1 participating

contributions participating

Toda vivencia se presenta ante nuestra alma bajo la forma de nuestros pensamientos habituales.

Hay desgracias que la fatalidad no se atreve a emprender en presencia de una alma que la ha vencido.

Es posible que se nos revele la fórmula de la felicidad. Pero no cambiará nada si no vivimos con el deseo del mejoramiento del alma.

Vayamos a donde vayamos sólo nos encontraremos a nosotros mismos en los caminos de la casualidad.

Los que saben, no saben nada si no poseen la fuerza del amor; el verdadero sabio es quien viendo más lejos ama con más intensidad.

Ver sin amar es mirar en las tinieblas.

Miente y las mentiras acudirán... Ama, y el racimo de vivencias se estremecerá de amor. Todo guarda una señal interior.

La voluntad del pensamiento tiene el poder de rectificar todo lo que no hiere mortalmente a nuestro cuerpo.

Jamás ocurren grandes acontecimientos interiores a quienes nada han hecho para llamarlos.

Una vez consumado un hecho, de nosotros depende que el destino no tenga ninguna influencia sobre lo que va a ocurrir dentro de nuestra alma.

Para rescatar las leyes milenarias de la humanidad es necesario partir de una alma dichosa o que tenga lo que se necesita para serlo.

El menor accidente de la vida lleva consigo la esencia de un gran acontecimiento.