Discover
Start a collection Search

zuroce

297 contributions 1 participating

contributions participating

Vamos a orar:Padre gracias por tu amor, poder y misericordia en medio de mis dudas, temores y confusiones. Hoy te necesito más que nunca y pido tus fuerzas para seguir firme aun cuando siento que voy a caer. Hoy recibo tu palabra en mi corazón y esperare en ti. En el nombre de Jesús.
Amen!

¡Declaro que no caerás, que Dios piensa en ti, que extiende su brazo y te levanta!
Amén!!

Levanta tu mano ahí está la de Dios. Él te sostendrá y te levantará. Por que Dios tiene algo grande para ti y no, no te dejará caer. Levanta tu mano y deja que ÉL haga el resto. 

CONFÍA, ESPERA y CREE

Hoy levanta tu mano al cielo y dile a Dios ¡Te necesito mi Dios!, Me siento débil y creo que voy a caer. Te aseguro que su mano tiene el poder para levantarte del suelo y dar firmeza a tus pasos. Dios puede y quiere sostenerte en medio de la tormenta, sobre el hielo o en medio de cualquier tempestad. No sigas confiando en tus botas, en tu equilibrio, en lo que sabes, en tus experiencia ¡HOY CONFÍA EN DIOS!

Jesús dijo:
"Aprended de mi que soy manso y humilde de corazón"

PSA 37:8 PDT

No te exaltes, no te molestes; no dejes que tu ira te lleve a ti también a hacer cosas malas.

Volví a perder la calma

No tengo la intención de hacerlo; en verdad no la tengo. Señor, yo sé lo que tú dices en tu palabra: “Deja la ira, y desecha el enojo; no te excites en manera alguna a hacer lo malo” (Salmo 37:8). Pero tengo un punto de ebullición, y parecería que todas las personas que hay en mi vida siempre me estuvieran provocando.

¿Es que no ven lo mucho que me esfuerzo por mantener todo en orden? ¿No pueden comprender las cosas que trato de decirles? ¿No se dan cuenta de que no puedo soportar que se rían de mí?

Supongo que sólo estoy presentando excusas. Reconozco que ofendo a las personas cuando me enojo. Al comienzo me siento muy bien; me gusta la oleada de adrenalina, dejarme llevar por el desenfreno. Pienso que si permito que la furia salga de mí, no estaré reprimido interiormente. Pero le hago daño a la gente, y sé que te ofendo a ti también.

Lo siento, Señor; te ruego que me perdones. Ayúdame a tener la humildad y también la gracia para pedirles perdón a las personas que tuvieron que soportar el peso de mis reproches. Te ruego que me envíes una medida especial de tu Espíritu y que remplaces mi ira con paz interna. Ayúdame a escuchar más y a vociferar menos. Ayúdame a confiar más en las otras personas y a vencer mis inseguridades. Ayúdame a confiar en que tú harás que al final todas las cosas resulten para bien. Tú eres bondadoso conmigo, y tu misericordia es para siempre.

1 Juan 4:16

Dios es amor. El que permanece en el amor, permanece en Dios y Dios en él.

1 Juan 4:20 PDT

Si alguno dice que ama a Dios, pero odia a su hermano, es un mentiroso. Porque si no ama a su hermano, a quien puede ver, mucho menos va a amar a Dios, a quien no puede ver.

1 Juan 4:18 PDT

El amor no sufre del miedo. Por el contrario, el amor que es maduro echa fuera el miedo, pues el miedo tiene que ver con el castigo. Así que el que sufre del miedo, todavía tiene que madurarse en el tema del amor.

Amados, si nuestro corazón no nos condena, confianza tenemos delante de Dios

El hombre mira la apariencia exterior, pero el SEÑOR mira el corazón.

Sírvele de todo corazón y con ánimo dispuesto; porque el SEÑOR escudriña todos los corazones, y entiende todo intento de los pensamientos.