Discover
Start a collection Search

pily

14 contributions 1 participating

contributions participating
Si das de comer al rebaño del vecino  no pretendas que sea el tuyo el que eng...

Si das de comer al rebaño del vecino, no pretendas que sea el tuyo el que engorde.

No existe amor en paz

No existe amor en paz. Siempre viene acompañado de agonías, éxtasis, alegrías intensas y tristezas profundas.

Parte de la felicidad de la vida consiste  no en entablar batallas sino en e...

“Parte de la felicidad de la vida consiste, no en entablar batallas sino en evitarlas. Una retirada magistral, es en sí misma una victoria…”
Norman Vicent Peale

No hay disfraz que pueda largo tiempo ocultar el amor donde lo hay  ni fingir...

No hay disfraz que pueda largo tiempo ocultar el amor donde lo hay, ni fingirlo donde no lo hay.

En el amor todo ha terminado cuando uno de los amantes piensa que sería posib...

En el amor todo ha terminado cuando uno de los amantes piensa que sería posible una ruptura.

La vida es como una montaña rusa  cuando te encuentras arriba sientes toda la...

La vida es como una montaña rusa, cuando te encuentras arriba sientes toda la euforia de contemplar el mundo como si fuese tuyo, pero si bajas, sientes el miedo de caer y perder todo lo que has dejado en las alturas.

Las circunstancias adversas se superan invirtiendo la causa que las origina  ...

Las circunstancias adversas se superan invirtiendo la causa que las origina, que es el propio pensamiento.

El germen de vida que hay en ti  es una inteligencia que puede invocar todas ...

El germen de vida que hay en ti, es una inteligencia que puede invocar todas las fuerzas del universo.

El amor depara dos máximas adversidades de opuesto signo: amar a quien no nos ama y ser amados por quien no podemos amar.

Ofrecer amistad al que pide amor es como dar pan al que muere de sed.

En dos palabras puedo resumir cuanto he aprendido acerca de la vida: ‘sigue adelante.

La vida es corta, rompe las reglas, perdona rápidamente, besa lentamente, ama de verdad, ríe incontrolablemente y nunca lamentes nada de lo que te hizo sonreír.