Discover
Start a collection Search

wittgenstein137

32 contributions 1 participating

contributions participating

Pon especial atención a los ojos de los vivos, a su brillo y a sus movimiento rápidos, ellos te indicarán cuando su dueño emite una oración con sinceridad.

or

Es necesario, para alcanzar alguna de las altas esferas celestes, que hayamos sido capaces de tomar dominio de los tanto de los demonios como de los ángeles.

or

Se prudente si es que decides visitar el Cócito congelado que alberga a Lucifer.

Perséfone tiene dos rostros, uno cuando su madre la recibe en la tierra, otro cuando se desnuda excitanda ante Hades, su consorte.

OR

Hécate se manifiesta con sus tres rostros, no tienes otra opción que elegir uno de los caminos.

OR

Que la Gorgona no te petrifique, mírala a los ojos y enfrentala dotando a tu sangre de un carácter sacro.

OR

El Grifo albino se eleva al estado absoluto y se enfrenta con ánimo estoico en la batalla sangrienta, tal es su naturaleza.

OR

No te consideres superior a los dioses, tu eres inferior a su manigficencia.

OR

La totalidad de los centauros, con excepción de Quirón, son formas de vida infernal con una natural tendencia al desorden y al apego de los deseos ínmediatos. Como Minerva en el quattrocento, enfrentalos sin temor y a la luz de la razón.

El fénix planea desde los bosques de Libia a la Necrópolis Egipcia para autoincinerarse en ramas de canela y flores datura... se renueva tras su violenta autodestrucción...

Ante la luz algunos objetos se pueden ocultar en las sombras. Ante la oscuridad profunda, nada se oculta...

Los espectros te observa, notan de tus actos. Podrían protegerte de todo daño, o al contrario, devorarte haciendote pedazos entre litros de tu propia sangre.