Descubrir
Comienza una colección Buscar

pueblo

Actualmente tenemos 3 colecciones para "pueblo"

Descubre las 12 publicaciones relacionadas con "pueblo"

"Al país que quiere a Diego, a Fito, a Charly, al Bambino, nadie lo escucha."

El dueño de cine de mi pueblo ha muerto. El funeral tendrá lugar el Jueves a las 2:10, 4:20, 6:30; 8:00 y 10:20.

Que no trafique el mercader con lo que un pueblo quiere ser

Que no trafique el mercader con lo que un pueblo quiere ser

quiero a ese mundo motoquero con mi chaleco de cuero mi caballo es de metal

quiero a ese mundo motoquero con mi chaleco de cuero mi caballo es de metal
~tren loco~

"Los verdaderos líderes deben estar dispuestos a sacrificarlo todo por la libertad de su pueblo."

Salmos 14 La Biblia de las Américas (LBLA)

Salmos 14 La Biblia de las Américas (LBLA)

El hombre necio y malvado

Para el director del coro. Salmo de David.


1 El necio ha dicho en su corazón: No hay Dios.
Se han corrompido, han cometido hechos abominables;
no hay quien haga el bien.

2
El Señor ha mirado desde los cielos sobre los hijos de los hombres
para ver si hay alguno que entienda[a],
alguno que busque a Dios.

3
Todos se han desviado, a una se han corrompido;
no hay quien haga el bien, no hay ni siquiera uno.

4
¿No tienen conocimiento[b] todos los que hacen iniquidad,
que devoran a mi pueblo como si comieran pan,
y no invocan al Señor?

5
Allí tiemblan de espanto,
pues Dios está con la generación justa.

6
Del consejo del afligido os burlaríais,
pero el Señor es su refugio.

7
¡Oh, si de Sion saliera la salvación de Israel!
Cuando el Señor restaure a su pueblo cautivo[c],
se regocijará Jacob y se alegrará Israel.


Footnotes:
a.Salmos 14:2 U, obre sabiamente
b.Salmos 14:4 Lit., saben
c.Salmos 14:7 O, restaure la suerte de su pueblo

Salmos 28 La Biblia de las Américas (LBLA)

Salmos 28 La Biblia de las Américas (LBLA)

Súplica y acción de gracias

Salmo de David.


1 A ti clamo, oh Señor;
roca mía, no seas sordo para conmigo,
no sea que si guardas silencio hacia mí,
venga a ser semejante a los que descienden a la fosa.

2
Escucha la voz de mis súplicas cuando a ti pido auxilio;
cuando levanto mis manos hacia el lugar santísimo de tu santuario.

3
No me arrastres con los impíos
ni con los que obran iniquidad,
que hablan de paz con su prójimo,
mientras hay maldad en su corazón.

4
Dales conforme a su obra y según la maldad de sus hechos;
dales conforme a la obra de sus manos;
págales[a] su merecido.

5
Porque no tienen en cuenta los hechos del Señor
ni la obra de sus manos,
El los derribará y no los edificará.

6
Bendito sea el Señor,
porque ha oído la voz de mis súplicas.

7
El Señor es mi fuerza y mi escudo;
en El confía mi corazón, y soy socorrido;
por tanto, mi corazón se regocija,
y le daré gracias con mi cántico.

8
El Señor es la fuerza de su pueblo[b],
y El es defensa salvadora[c] de su ungido.

9
Salva a tu pueblo y bendice a tu heredad,
pastoréalos y llévalos para siempre.


Footnotes:
a.Salmos 28:4 Lit., devuélveles
b.Salmos 28:8 Así en algunos mss. y versiones antiguas; en el T.M., de ellos
c.Salmos 28:8 O, refugio de salvación

“Dios no es propiedad de ningún Pueblo; más bien es Él quien nos llama a todos”.

No se puede gobernar sin amor al pueblo y sin humildad

"No se puede gobernar sin amor al pueblo y sin humildad".

Clark y Mark

Clark y Mark.
Dos jóvenes de la ciudad de Nueva York de 1900. Se escaparon de sus casas y se fueron a vivir la vida loca. Sexo, alcohol, cigarrillos de droga, y canapés de mandioca. Todo fue excesos y libertinaje. Pero también una linda historia de amor. Una tarde-noche fueron a la feria del pueblo: comieron copos de nieve de frambuesa, subieron a la vuelta al mundo y a los autos chocones. Luego se tomaron fotografías temáticas: Vestidos de marineros, de androides del futuro, de despachantes de aduana y de hombres de campo, como se ve en la fotografía. Siendo en realidad chicos de ciudad, modernos y un poco snobs.