Descubrir
Comienza una colección Buscar

poesia

Actualmente tenemos 31 colecciones para "poesia"

Descubre las 67 publicaciones relacionadas con "poesia"

Nuestro límite serán las estrellas y quizá renazca por dentro nuestra esencia de romper fronteras. Mi frontera serán tus labios y así derrumbarlos con la mayor de las ternuras.

¿Qué tiene tu cuerpo que me abre completamente?.. ¿Qué será lo que encierran esos ojos que me conocen tan perfectamente? Quizá sea que el mundo hoy me quiere un poco más y me presta lo que esperé durante toda mi existencia.

Y recuerdo el primer dia que te vi, aquella sonrisa cautivadora que me arrebato el alma, aquellos ojos que llenaron el vacio en mi corazón, pero llega la noche y bajo la luna recuerdo aún el dia en que me dijiste amabas a alguien más y por ello me tendria que alejar pero la Luna esta y todas las noches es testiga de esto que siento y que jamas morira hasta que hagamos el amor bajo la luna tan solo con una mirada que provocara como desencadenador mi sonrisa y tu sonrisa y por siempre amarnos acompañados con la mano de Dios ...

Una vez más vi bajar el cielo y las estrellas, más con un sublime soplido todo se perdió cuanta razón tienen esas voces que me niego a escuchar...¿Con cuántas lágrimas he de llenar este precipicio que rodea mi existencia? Deseo salir nadando, deseo seguir buscando...

No escucha... el cielo se queda sin oídos y mi dolor se lo traga el aire... ¿Acaso no puedo sentir yo también?

Entre mis suspiros nace tu nombre. En mis lágrimas perdura el invierno mientras en una noche se pierden los sueños...

Mis pecados son míos seré yo quien sufra mis pesares, no la razón de mis suspiros.

¿De qué sirve todo esto si no regresas? ¿En qué pienso si me regalas ausencia?

Acomodarse a los hechos... ¿aprovechar circunstancias? Continuar sin decir nada...pensar entonces en el porque de la negación. En el impedimento o en lo que creo lo es. Cuánta necesidad tengo de ya no pensar más. Sería más fácil entender lo que ya se ha dicho...pero no sería normal. No sería tan mío. Y ahora divago en frenesí de la exigencia, mas mis razones triunfan sobre el deseo.

Cada día pierdo más mi conciencia...cada vez me pierdo más en ti. En mi, en nosotros, en lo lento que es mi aliento cuando te siento.

Al pestañear mis ojos, vi al amor desfallecer entre mis brazos con una lágrima despidiendo al sol, con una luna admirando el panorama entristecida, con un alma ya desquebrajada... al amor vimos morir aquella madrugada...

Mis ojos, cansados de sufrir, no quieren llorar otra vez. Yo deseo hacerlo, pero ellos no quieren...quizás sea porque no encuentran las famosas razones pero...si razones es lo último que tengo, sólo queda un toque de presencia...un recuerdo de lo que alguna vez fue...¿Hasta dónde vuelan mis sueños? ¿Hasta dónde duerme el enojo? ¿Hasta cuando he de volver?