Descubrir
Comienza una colección Buscar

nosotros

Actualmente tenemos 3 colecciones para "nosotros"

Descubre las 11 publicaciones relacionadas con "nosotros"

Eramos

Eramos
Tu y Yo

Al perderte yo a ti, tú y yo hemos perdido, yo, porque tú eras lo que yo más amaba;

y tú, porque yo era el que te amaba más. Pero de nosotros dos tú pierdes más que yo,

porque yo podré amar a otras como te amaba a ti, pero a ti no te amarán como te amaba yo.

♥...Mielecita

Padrenuestro

Padrenuestro:

Jesús mismo nos enseñó esta oración. Es la Oración de los hijos de Dios:

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre;

venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad,

en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día;

perdona nuestras ofensas,

como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden,

no nos dejes: caer en la tentación y líbranos del mal.

Amén.

♥... Mielecita

Reputacion  Sentimiento  Evidencia

Reputacion, Sentimiento, Evidencia.

... La autoestima es la reputación que adquirimos de nosotros mismos.

... La autoestima es un sentimiento basado en sentirse capaz y amado.

... Existe una evidencia muy grande de que mayor sea nuestra autoestima vamos poder tratar mejor a los demás

... Cuando estas conectado a una fuente comun con otra persona a través de la conversación, meditación, jugando con tus hijos, todo este tipo de cosas es cuando tu autoestima aumenta.

♥... Mielecita

- Di algo bonito.
- Tú.
- Aún más bonito.
- Nosotros.

- Quédate conmigo.
- ¿Toda la noche?
- No, toda la vida.

Salmos 12 La Biblia de las Américas (LBLA)

Salmos 12 La Biblia de las Américas (LBLA)

Dios, protector del justo

Para el director del coro; sobre una lira de ocho cuerdas[a]. Salmo de David.


1 Salva, Señor, porque el piadoso deja de ser;
porque los fieles desaparecen de entre los hijos de los hombres.

2
Falsedad[b] habla cada uno a su prójimo;
hablan con labios lisonjeros[c] y con doblez de corazón.

3
Corte el Señor todo labio lisonjero,
la lengua que habla con exageración;

4
a los que han dicho: Con nuestra lengua prevaleceremos,
nuestros labios nos defienden[d]; ¿quién es señor sobre nosotros?

5
Por la desolación del afligido, por los gemidos del menesteroso,
me levantaré ahora, dice el Señor; lo pondré en la seguridad que anhela.

6
Las palabras del Señor son palabras puras,
plata probada en un crisol en la tierra, siete veces refinada.

7
Tú, Señor, los guardarás;
de esta generación los[e] preservarás para siempre.

8
En torno se pasean los impíos,
cuando la vileza[f] es exaltada entre los hijos de los hombres.


Footnotes:
a.Salmos 12:1 O, en una octava más baja; heb., Seminit
b.Salmos 12:2 O, Cosas vanas
c.Salmos 12:2 Lit., labio lisonjero
d.Salmos 12:4 Lit., están con nosotros
e.Salmos 12:7 Lit., nos
f.Salmos 12:8 O, frivolidad, o, lo inútil

Muchas personas no logran entender que son importantes para alguien

Muchas personas no logran entender que son importantes para alguien,
En realidad si alguien es importante en nuestra vida...
Lo mas probable es que nosotros seamos importantes en la vida de otra persona.
-Carlos Sánchez A

Tal vez lo nuestro era conocernos, pero no estar juntos.

¿Recuerdas cuando no podíamos pasar un día sin hablarnos?

Yo siempre pensando en NOSOTROS y tú siempre pensando sólo en TI.

Soñar

Soñar
No
Cuesta

Soñar, Sí…nadie me puede prohibir que sueñe porque así puedo lograr lo que yo quiero

y si acaso quieres que a soñar te enseñe… Ven..sube a mi barca…yo sere tu remero.

El sueño para mí, es mi mejor amigo me lleva de la mano a donde yo quiera ir…

si quieres aprender vente conmigo ya verás lo felices que vamos a vivir.

Lo primero que has de hacer.. lo primero… es dejarte llevar, por mí… a donde yo vaya…

Los dos navegaremos por el mundo entero hasta que lleguemos a una lejana playa.

Ha de ser un lugar donde no haya barreras que me impidan que te quiera nos encerraremos

detrás de una muralla y allí… te he de amar hasta que muera.

Viviremos los dos bajo el hechizo de vivir solamente el uno para el otro… en un rinconcito

bajo el cielo, que Dios hizo para que sólo… vivieramos nosotros

Autor
Anonimo