Descubrir
Comienza una colección Buscar

cuentos

Actualmente tenemos 11 colecciones para "cuentos"

Descubre las 39 publicaciones relacionadas con "cuentos"

Al amanecer el monarca cogió la esterilla que utilizaba para la meditación y ...

Al amanecer,el monarca cogió la esterilla que utilizaba para la meditación y se fue al bosque a recitar el mantra divino.
Estaba por allí corriendo una mujer en busca de su marido: un leñador que había partido hacía horas,antes de despuntar el día y como no regresaba,la mujer lo estaba buscando preocupada.
Tan ansiosa estaba que pasó junto al rey y sin querer,tropezó con la esterilla.
El rey no pudo por menos que enfurecerse e increparla:
-¡Estúpida!
¿Por qué no pones más atención?
Estaba dirigiendo mi pensamiento al Divino y al tropezar con mi esterilla,me has distraído.

La buena mujer replicó:
-Disculpadme,señor.
¿Por qué os irritáis de tal manera?
Además, ¿cómo si estabais rezando a Dios no estabais tan absorto en Él que os habéis dado cuenta de mi tropiezo?
En cambio,yo estaba tan absorta en la búsqueda de mi marido,que no he reparado en vuestra esterilla.
¿No es Dios mucho más importante que mi marido?
¿Cómo no estabais más absorto en Él que yo en mi marido?

Moraleja:No basta con la práctica exterior,sino que hay que acompañarla de genuina motivación,atención y disciplina.

Un yogui

Un yogui.

Un yogui errante que había obtenido un gran progreso interior.
Se sentó a la orilla de un camino y de manera natural,entró en éxtasis.

Estaba en tan elevado estado de consciencia que se encontraba ausente de todo lo circundante.
Poco después pasó por el lugar un ladrón y al verlo,se dijo:
“Este hombre,no me cabe duda,debe ser un ladrón que,tras haber pasado toda la noche robando,ahora se ha quedado dormido.
Voy a irme a toda velocidad no vaya a ser que venga un policía a prenderle a él y también me coja a mí”.
Y huyó corriendo.

No mucho después,fue un borracho el que pasó por el lugar.
Iba dando tumbos y apenas podía tenerse en pie.
Miró al hombre sentado al borde del camino y pensó:
“Éste está realmente como una cuba.
Ha bebido tanto que no puede ni moverse”.
Y tambaleándose,se alejó.

Por último,pasó un genuino buscador espiritual y al contemplar al yogui,se sentó a su lado,se inclinó y besó sus pies.

Los males de las personas son causados porque no viven en el mundo,sino en su mundo.
Y así como el ladrón ve a un ladrón y el borracho ve a otro borracho, únicamente uno libre de prejuicios es capaz de ver la realidad como se muestra.

EL COLIBRI

EL COLIBRI.

El bosque esta en llamas y mientras todos los animales huyen para salvar su pellejo,un picaflor recoge una y otra vez agua del río para verterla sobre el fuego.

- "¿Es qué acaso crees que con ese pico pequeño vas a apagar el incendio?",le pregunta el León.

- "Yo sé que no puedo solo",responde el pajarito, "pero estoy haciendo mi parte."

Lo pequeño tiene valor,se hace grande.

Definicion del amor

Definicion del amor.

Un hombre...Una vez él oyó que Dios es Amor y decidió ir a buscar ese amor. Empezó a escuchar lo que la gente decía al respecto.

Oyó lo siguiente:
«¡Yo amo la carne!»,dijo uno.Luego se fue y acuchilló un cordero,después lo frió y comió su cuerpo.
«¡Yo amo la caza! ¡Puedo acertar en cualquier ave en el vuelo! ¡Puedo encontrar cualquier bestia en la espesura del bosque, matarla y sacar su piel!»,dijo otro.
«Qué oportuno,porque yo amo llevar pieles»,dijo una guapa.
«¡Y yo amo las flores!»,añadió otra.Ella solía poner muchos ramilletes en floreros y contemplar su muerte,su marchitamiento.
¡Y qué pena que las flores sin raíces se han convertido en un símbolo de amor y de belleza!

Otro hombre expone:
«¡Yo amo tanto a mi mujer y mi pasión por ella es tan fuerte que la mataré si de repente me traiciona con otro!».
Un caudillo añade:
«¡Yo amo la gloria más que a todas las mujeres! ¡Por un momento de ésta,estoy dispuesto a dar todo!».Y él busca enemigos para enviar su ejército a morir.Por unos momentos de gloria,está dispuesto a perder vidas humanas.
Un emperador dice:
«¡Yo amo el poder! ¡Yo dicto las leyes para mi país! ¡Todos tienen que satisfacer mis deseos! ¡Y todo sea según mi voluntad! ¡Yo ejecuto y yo perdono! ¡Yo empiezo la guerra y yo establezco la paz!».
Además, el hombre oyó:
«¡Nosotros amamos a Dios! ¡Por nuestra fe estamos dispuestos a morir! ¡Por nuestra fe estamos dispuestos a matar!».

Se horrorizó el hombre por todo lo que oyó y exclamó: «¡Esto no puede ser el amor!».
Y las montañas resonaron: «¡Esto no es el amor!».
Y comenzaron a susurrar las hojas: «¡Esto no es el amor!».
Y exclamaron las aves: «¡Esto no es el amor!».
Y sonaron los ríos: «¡Esto no es el amor!».
Y el océano retumbó: «¡Lo que uno quiere para sí y derrama la sangre del otro no es el amor!».
Entonces,el hombre se dirigió a otro lugar.

Llegó a un país y vio allí un niño bondadoso. Le preguntó:
«¿Qué es lo que amas?».
«¡Yo amo a mi madre y a mi padre! ¡Amo este claro en el bosque, lleno de flores! ¡Amo también este río y estos árboles! ¡Amo cantar y bailar,trabajar y jugar! ¡Todos se alegran de mi amor! ¡Y todos me aman!».
El hombre continuó su camino y vio un enamorado, a quien también preguntó sobre el amor.En respuesta el enamorado repitió las palabras que una vez dijo a su amada: «¡Sé feliz, mi amor! Aunque estés con otro, te repito otra vez: ¡Sé feliz, mi amor! ¡Sé feliz! ¡Que sepas que me alegro por ti!».

¡El hombre caminó más y vio un bello jardín,como si la tierra misma hubiera florecido! Vio un campo paniego y al que cultivó todo esto. Le preguntó:
«¿Qué es lo que amas?».
«¡Amo esta tierra! Hago jardines,cultivo trigo y flores y éstos me dan sus frutos, su belleza y su aroma.¡Aquel que ha hecho un bello jardín y a todos ha dado su amor comerá maravillosos frutos!».
El hombre continuó su viaje por el país donde reinaban orden y paz y vio prosperidad y abundancia en la vida de aquel pueblo.

Finalmente, llegó al gobernante de aquel país y le preguntó, ¿qué era lo que amaba?
El sabio gobernante le contestó:
«¡Amo a mi país y a todos sus habitantes! ¡Estoy dispuesto incluso a sufrir humillaciones de mi persona para prevenir la guerra y afianzar la paz para mi pueblo!».

El hombre continuó su camino.Escuchaba y observaba.
Y un día se encontró con el Maestro del Alma que amó a Dios con todo su corazón.
Entonces,le preguntó:
«Dime,¿cómo ama Dios,cómo es Su Amor? ¿Cómo conocerlo y cómo distinguir lo que es el amor y lo que no?».
El Maestro le respondió:
«¡En el amor no puede haber ningún deseo para sí! ¡Todo aquello que contiene tal deseo no es el amor,sino la pasión, los antojos y los caprichos! ¡El amor es el fundamento del universo! ¡Y también es la luz del alma!
»Me preguntas,¿cómo ama Dios?
»¡El agua fluye y da de beber a todos! ¡Así ama Dios!
»¡La Tierra cuida y sostiene a todas las criaturas!

Así ama Dios!

»¡El sol brilla e ilumina todo con su luz y a todos! ¡Así ama Dios!
»¡Tú también debes tratar de amar y siempre expresar tu ternura a los demás!
»¡Si cultivas el amor dentro de ti, un día podrás experimentar y ver a Dios!».

Un discípulo preguntó al Maestro

Un discípulo preguntó al Maestro:
¿Cuál es la diferencia entre el cielo y el infierno?.
El Maestro le respondió:
Es muy pequeña,sin embargo tiene grandes consecuencias.Ven,te mostraré una imagen de cómo es el infierno..
Entraron en una habitación donde un grupo de personas estaba sentado alrededor de un gran recipiente con arroz,todos estaban hambrientos y desesperados,cada uno tenía una cuchara tomada fijamente desde su extremo,que llegaba hasta la olla.Pero cada cuchara tenía un mango tan largo que no podían llevársela a la boca. La desesperación y el sufrimiento eran terribles.
Ven,dijo el Maestro después de un rato,ahora te mostraré una imagen de cómo es el cielo.Entraron en otra habitación,también con una olla de arroz,otro grupo de gente,las mismas cucharas largas...pero,allí,todos estaban felices y alimentados. ¿Por qué están tan felices aquí,mientras son desgraciados en la otra habitación,si todo es lo mismo?
Como las cucharas tienen el mango muy largo,no pueden llevar la comida a su propia boca.En una de las habitaciones están todos desesperados en su egoísmo y en la otra han aprendido a ayudarse unos a otros.

En una ciudad del interior un grupo de personas se divertían con el tonto del...

En una ciudad del interior,un grupo de personas se divertían con el tonto del pueblo,un pobre infeliz de poca inteligencia,que vivía haciendo pequeños recados y recibiendo limosnas.
Diariamente,algunos hombres llamaban al tonto al bar donde se reunían y le ofrecían escoger entre dos monedas:una de tamaño grande de 50 centimos y otra de menor tamaño,pero de un euro.Él siempre tomaba la más grande y menos valiosa,lo que era motivo de risas para todos.
Un día,alguien que observaba al grupo divertirse con el inocente hombre,lo llamó aparte y le preguntó si todavía no había percibido que la moneda de mayor tamaño valía menos y éste le respondió:
- Lo sé señor,vale la mitad,pero el día que escoja la otra,el juego se acaba y no voy a ganar más mi moneda.

MORALEJA
El verdadero hombre inteligente es el que aparenta ser tonto delante de un tonto que se cree inteligente…

Un hermoso pájaro adornado con un par de alas perfectas y plumas relucientes ...

Un hermoso pájaro adornado con un par de alas perfectas y plumas relucientes,coloridas maravillosas.En fin,un animal hecho para volar libre e independiente,para alegrar a alguien que lo observase.
Un día una mujer lo vio y se enamoró de él,se quedó mirando su vuelo con gran admiración,con el corazón latiéndole más de prisa,con los ojos brillantes de emoción.
Lo invitó a volar con ella y los dos viajaron por el cielo en perfecta armonía,ella lo admiraba,lo veneraba.
Pero entonces pensó:tal vez quiera conocer algunas montañas distantes.Y la mujer tuvo miedo, miedo de no volver a sentir nunca más aquello.Y sintió envidia. Envidia de la capacidad de volar de él. Se sintió sola y pensó: voy a dejarle una trampa,la próxima vez que venga, no volverá a marcharse.
El,que también estaba enamorado volvió al día siguiente,cayó en la trampa y fue encerrado en la jaula.
Todos los días ella lo observaba,allí estaba el objeto de su pasión y se lo enseñaba a sus amigos que comentaban "eres una persona que lo tiene todo".
Sin embargo empezó a producirse una extraña transformación,como lo poseía ya no tendría que conquistarlo, fue perdiendo el interés.El, sin poder volar ni expresar el sentido de su vida,se fue consumiendo,perdiendo el brillo,se puso feo y ella no le prestó atención excepto para alimentarlo.
Un inesperado día el murió y ella se puso muy triste y no dejaba de pensar en él.Pero no recordaba la jaula; recordaba sólo el día que lo había visto por primera vez,contento entre las nubes si profundizase en sí misma,descubriría que aquello que la alegraba tanto de él era su libertad la energía se su vuelo,no su cuerpo físico.
Sin él su vida también perdió sentido, y la muerte vino a llamar su puerta… –¿por qué has venido?–
–Para que puedas volar de nuevo con el por el cielo, si lo hubieses dejado partir y volver siempre lo admirarías y lo amarías todavía más, sin embargo ahora necesitas de mi para poder encontrarlo de nuevo

Una tarde de verano un maestro zen propuso una prueba a tres de  sus alumnos ...

Una tarde de verano,un maestro zen propuso una prueba a tres de sus alumnos,la prueba consistía en subir a la cima de una montaña,los alumnos aceptaron encantados,la montaña no era muy alta y se podía acceder muy fácilmente a la cima por medio de un camino.Al otro día muy temprano el maestro y sus alumnos se encontraron en la falda de la montaña, antes de subir a la cima el maestro cargo con un saco de piedras al primer alumno,al segundo le pinto la cara de rojo y al tercero le dio un caballo.Al medio día el maestro y sus alumnos se encontraron en la cima, ¿Como estáis?- pregunto el maestro a sus alumnos.
El alumno que llevaba el saco de piedras dijo:estoy cansado maestro pero contento por que ahora bajare la montaña sin el saco de piedras.El alumno de la cara pintada,muy serio dijo:
Maestro estoy enfadado durante mi trayecto la gente que se cruzaba en mi camino se reía y se burlaba de mi, y por ultimo el alumno que subió en caballo dijo: Pues yo tampoco estoy muy contento maestro aunque no e tenido que hacer ningún esfuerzo físico y nadie se burlo de mi,me duele el trasero de ir subido en el caballo.El maestro miro al alumno del saco de piedras y dijo: tu solo piensas en el futuro, abecés en la vida tendremos que llevar una carga pesada, cuando nos liberemos de ella tendremos que vivir ese momento sin pensar en el futuro.Luego el maestro miro al alumno de la cara pintada y dijo :tu solo piensas en el pasado, a lo largo de nuestra vida viviremos momentos de angustia y de dolor pero no podemos estar recordándolos siempre hay que vivir en el ahora sin pensar en el futuro o pasado.Por ultimo el maestro miro al alumno que iba montado en caballo,y dijo :tu eres el único que vive en el presente,pero también eres el mas egoísta,solo piensas en ti mismo,no piensas en el esfuerzo que a echo el caballo en traerte asta aquí, por mucho que vivas en el ahora si no te libras de tu ego seguirás perdido en tu camino interior.

Se hallaba el Buda en el bosque de Jeta cuando llegaron numerosos ascetas de ...

Se hallaba el Buda en el bosque de Jeta cuando llegaron numerosos ascetas de diferentes escuelas y tendencias filosóficas.Algunos decían:
- El mundo es eterno.Eso es lo cierto y todo lo demás es un engaño.
Otros aseguraban:
- El mundo no es eterno y esta es la única verdad.
Unos aseveraban que el mundo es infinito y otros que el mundo es finito.Unos,que el cuerpo y el alma son lo mismo, y otros,que son dos realidades diferentes. Algunos,que el Buda tiene existencia tras la muerte y otros,que carece de tal.Otros,que el Buda ni existe ni no existe tras la muerte.Y así cada uno de ellos sostenía sus puntos de vista,en la convicción de que los suyos eran los verdaderos y los demás los falsos. Así pasaban su tiempo en cerradas polémicas e incluso llegaban a la indignación y el insulto.Todo ello fue oído y visto por un grupo de monjes,que después le relataron al Bienaventurado lo sucedido.Buda comentó:
- Monjes,esos disidentes son ciegos que no ven,que desconocen tanto la verdad como la no verdad,tanto lo real como lo no real. Ignorantes, polemizan y se ensarzan como me habéis relatado.Ahora os contaré un suceso de los tiempos antiguos.Había un rajá que mandó reunir a todos los ciegos que había en Savathi y pidió que les pusieran un elefante.Así se hizo.Se les instó a los ciegos a que tocasen el elefante.Uno tocó la trompa, otro el colmillo, otro la pata,otro la cabeza y así sucesivamente.Después el rajá se dirigió a los ciegos para preguntarles:
- ¿Qué os ha parecido el elefante que habéis tocado?
- Un elefante se parece a un cacharro Contestaron los que habían tocado la cabeza.
- Es como un cesto de aventar -aseguraron los que hubieron palpado la oreja.
- Es una reja de arado -sentenciaron los que habían tocado el colmillo.
- Es un granero -insistieron los que tocaron el cuerpo.
Y así sucesivamente.Y cada uno, empeñado en su creencia, empezaron a discutir y querellarse entre ellos.

Así es la verdad de relativa,ya que cada cual posee solo un parte de la verdad…comparte tu verdad y sumala a la del otro,así crecerán y tendrán juntos una verdad mas completa.

Una gaviota volaba inmersa en una hermosa bruma de otoño

Una gaviota volaba inmersa en una hermosa bruma de otoño,
cuando a lo lejos vio encenderse el arco iris.
Asombrada por lo que creyó la entrada del cielo,se lanzó en su persecución.
Pero cuanto mayores eran sus esfuerzos para alcanzarlo,tanto más escurridizo se tornaba el insólito fenómeno,hasta que por fin cayó al suelo exhausta.

En aquella circunstancia límite,oyó una misteriosa voz que le dijo:
"De la misma manera que el arco iris es una condición del que observa y no una realidad,también lo es vuestro mundo con los colores y las formas.
Todo depende de las condiciones del observador y de ellas surge lo que llamámos realidad."

Entonces supo la gaviota que había alcanzado,por fin,el arco iris.

Las semillas celebraron su asamblea general extraordinaria con un único punto...

Las semillas celebraron su asamblea general extraordinaria con un único punto en el orden del día;qué hacer para aumentar la población.
Tras varias incursiones devastadoras de ratones la cantidad de semillas había disminuido alarmantemente.
Después de un largo debate,la tarea parecía clara;que una semilla se dejase caer en tierra para dar fruto y producir otras muchísimas semillas.
Ahora ya sólo faltaba elegir a una semilla para esa misión...
Unas miraban al tendido,otras se hacían las dormidas,otras miraban a sus vecinas...

Tras un tenso silencio empezaron a hablar para excusarse.
La Semilla Sabia dijo que ella no podía ofrecerse porque tenía un rol muy importante y que era insustituible.
La Semilla Anciana dijo que estaba ya muy mayor y produciría semillas demasiado débiles.
La Semilla Deportista declinó la invitación con el argumento de que un futuro de éxitos le esperaba y lo mismo dijo la Semilla Cantante.
La Semilla Periodista no podía dejar de informar sobre el resultado de la asamblea y la Semilla Secretaria tenía que pasar a limpio las actas...

Fue una cadena interminable de negativas.
Sólo hubo una semilla que no habló;la Semilla Sordomuda.
¡Claro!
¿Cómo no se les había ocurrido antes?
Esta semilla no había entendido nada de lo que allí pasaba y tampoco podía oponerse,así que sus compañeras la apresaron y la enterraron.
Cuando ya,satisfechas,las semillas iban a dispersarse...
¡horror! aparecieron los ratones y las devoraron a todas.

Al tercer día la semilla enterrada germinó y poco a poco fue creciendo hasta dar fruto y muchísimas semillas de todas las especies que repoblaron otra vez la tierra.
Por eso hoy ni las semillas ni las plantas hablan,porque provienen de la Semilla Sordomuda y no dudan en enterrarse para dar fruto, porque saben que sólo pueden dar nueva vida cuando pasan por la tierra.

La semilla para crecer,necesitaba ser tirada en la tierra mugrosa,ser cubierta en la oscuridad y luchar para alcanzar la luz.
A veces las mas bellas lecciones de vida y sabiduria se encuentran en las cosas mas insignificantes.

Pepito era un niño tan sensible tan sensible que tenía cosquillas en el pelo

Pepito era un niño tan sensible,tan sensible,que tenía cosquillas en el pelo.
Bastaba con tocarle un poco la cabeza y se rompía de la risa.
Y cuando le daba esa risa de cosquillas,no había quien le hiciera parar.
Así que Pepito creció acostrumbrado a situaciones raras:
cuando venían a casa las amigas de su abuela,siempre terminaba desternillado de risa,porque no faltaba una viejecita que le tocase el pelo diciendo "qué majo".

Y los días de viento eran la monda,
Pepito por el suelo de la risa en cuanto el viento movía su melena, que era bastante larga porque en la peluquería no costaba nada que se riera sin parar,pero lo de cortarle el pelo,no había quien pudiera.
Verle reir era,además de divertidísimo,tremendamente contagioso y en cuanto Pepito empezaba con sus cosquillas,todos acababan riendo sin parar y había que interrumpir cualquier cosa que estuvieran haciendo.

Así que,según se iba haciendo más mayor,empezaron a no dejarle entrar en muchos sitios,porque había muchas cosas serias que no se podían estropear con un montón de risas.
Pepito hizo de todo para controlar sus cosquillas;llevó mil sombreros distintos,utillizó lacas y gominas ultra fuertes,se rapó la cabeza e incluso hizo un curso de yoga para ver si podía aguantar las cosquillas relajándose al máximo pero nada,era imposible.
Y deseaba con todas sus fuerzas ser un chico normal,así que empezó a sentirse triste y desgraciado por ser diferente.

Hasta que un día en la calle conoció un payaso especial.
Era muy viejecito y ya casi no podía ni andar,pero cuando le vio triste y llorando,se acercó a Pepito para hacerle reír.
No le tardó mucho en hacer que Pepito se riera y empezaron a hablar.
Pepito le contó su problema con las cosquillas y le preguntó cómo era posible que un hombre tan anciano siguiera haciendo de payaso.
- No tengo quien me sustituya - dijo él, y tengo un trabajo muy serio que hacer.
Pepito le miró extrañado;
"¿serio?,
¿un payaso?",pensaba tratando de entender.
Y el payaso le dijo:
- Ven,voy a enseñartelo.

Entonces el payaso le llevó a recorrer la ciudad,parando en muchos hospitales,casas de acogida,albergues,colegios...
Todos estaban llenos de niños enfermos o sin padres,con problemas muy serios,pero en cuanto veían aparecer al payaso,sus caras cambiaban por completo y se iluminaban con una sonrisa.
Su ratito de risas junto al payaso lo cambiaba todo,pero aquel día fue aún más especial,porque en cada parada las cosquillas de Pepito terminaron apareciendo y su risa contagiosa acabó con todos los niños por los suelos,muertos de risa.

Cuando acabaron su visita,el anciano payaso le dijo,guiñándole un ojo.
- ¿Ves ahora qué trabajo tan serio?
Por eso no puedo retirarme,aunque sea tan viejito.
- Es verdad
- respondió Pepito con una sonrisa,devolviéndole el guiño
- no podría hacerlo cualquiera,habría que tener un don especial para la risa.
Y eso es tan difícil de encontrar...
- dijo Pepito,justo antes de que el viento despertara sus cosquillas y sus risas.
Y así,Pepito se convirtió en payaso,sustituyendo a aquel anciano tan excepcional y cada día se alegraba de ser diferente,gracias a su don especial.