Descubrir
Comienza una colección Buscar

Foto-Cuento

8 contribuyeron 99 participando

Ver más posteos

Vic89

Publicado hace 1177 días - 1 estrella

Premiar
Era una mañana como cualquier otra

Era una mañana como cualquier otra. O no. Es decir, las polillas seguían revoloteando por todas partes, armarse de paciencia e intentar deshacerse de ese aleteo incesante era más que estresante, era simplemente en vano. A pesar de eso, Alfredo no desistía. Hasta hoy, día en que defintivamente terminaron con su última bufanda.

Fue un tres de agosto de 1973, casi el día más frío del año en aquella Buenos Aires. Para colmo, el negocio no iba bien: más allá de su fama de carnívoros insaciables, los argentinos no hacen tanto asado en invierno como uno creería. Y sí, son exagerados hasta con eso.

"Qué más da", pensó Alfredo, "no me banco otra gripe más". Y se clavó la tira de chorizos más lustrada que encontró en exhibición... en el cuello, claro.

Chorizos Frío Buenos Aires

Comentar
Crea tu colección de placas