Descubrir
Comienza una colección Buscar
Salmos

David (hebreo: דָּוִד, «el amado» o «el elegido de Dios»; c. 1040-966 a.E.C.) fue un rey israelita, sucesor del rey Saúl y el segundo monarca del Reino de Israel, logrando unificar su territorio e incluso expandirlo, de modo de comprender las ciudades de Jerusalén y Samaria, Petra, Zabah y Damasco. La historia de David figura en la Biblia, en los Libros del profeta Samuel y en el Libro de los Salmos. David fue uno de los grandes gobernantes de Israel y padre de otro de ellos, Salomón. Es venerado como rey y profeta en el judaísmo, el cristianismo (católicos el 29 de diciembre) y el islam.

Legado de David

La exultante vida y los hechos de David, son objeto de estudios por parte de religiosos de todos los credos monoteístas.

El libro de Salmos
En la Biblia

Salmos

1 contribuyeron 8 participando + Info

Salmos David (hebreo: דָּוִד, «el amado» o «el elegido de Dios»; c. 1040-966 a.E.C.) fue un rey israelita, sucesor del rey Saúl y el segundo monarca del Reino de Israel, logrando unificar su territorio e incluso expandirlo, de modo de comprender las ciudades de Jerusalén y Samaria, Petra, Zabah y Damasco. La historia de David figura en la Biblia, en los Libros del profeta Samuel y en el Libro de los Salmos. David fue uno de los grandes gobernantes de Israel y padre de otro de ellos, Salomón. Es venerado como rey y profeta en el judaísmo, el cristianismo (católicos el 29 de diciembre) y el islam. Legado de David La exultante vida y los hechos de David, son objeto de estudios por parte de religiosos de todos los credos monoteístas. El libro de Salmos En la Biblia

participate Deja de participar Participating
contribute Contribuye

Salmos > rostro

mariaeudes

Publicado hace 1854 días - 0 estrellas

Premiar
Salmos 11 La Biblia de las Américas (LBLA)

Salmos 11 La Biblia de las Américas (LBLA)

El Señor, refugio y defensa

Para el director del coro. Salmo de David.


1 En el Señor me refugio;
¿cómo decís a mi alma: Huye cual ave al[a] monte?

2
Porque, he aquí, los impíos tensan el arco,
preparan su saeta sobre la cuerda
para flechar en lo oscuro a los rectos de corazón.

3
Si los fundamentos son destruidos;
¿qué puede hacer el justo?

4
El Señor está en su santo templo, el trono del Señor[b] está en los cielos;
sus ojos contemplan, sus párpados examinan a los hijos de los hombres.

5
El Señor prueba al justo y al impío,
y su alma aborrece al que ama la violencia.

6
Sobre los impíos hará llover carbones encendidos[c];
fuego, azufre y viento abrasador será la porción de su copa.

7
Pues el Señor es justo; El ama la justicia[d];
los rectos contemplarán su rostro.


Footnotes:
a.Salmos 11:1 Lit., a vuestro
b.Salmos 11:4 Lit., El Señor, su trono
c.Salmos 11:6 O, trampas
d.Salmos 11:7 O, las obras justas

ama rostro Señor

Comentar