Descubrir
Comienza una colección Buscar
Salmos

David (hebreo: דָּוִד, «el amado» o «el elegido de Dios»; c. 1040-966 a.E.C.) fue un rey israelita, sucesor del rey Saúl y el segundo monarca del Reino de Israel, logrando unificar su territorio e incluso expandirlo, de modo de comprender las ciudades de Jerusalén y Samaria, Petra, Zabah y Damasco. La historia de David figura en la Biblia, en los Libros del profeta Samuel y en el Libro de los Salmos. David fue uno de los grandes gobernantes de Israel y padre de otro de ellos, Salomón. Es venerado como rey y profeta en el judaísmo, el cristianismo (católicos el 29 de diciembre) y el islam.

Legado de David

La exultante vida y los hechos de David, son objeto de estudios por parte de religiosos de todos los credos monoteístas.

El libro de Salmos
En la Biblia

Salmos

1 contribuyeron 8 participando + Info

Salmos David (hebreo: דָּוִד, «el amado» o «el elegido de Dios»; c. 1040-966 a.E.C.) fue un rey israelita, sucesor del rey Saúl y el segundo monarca del Reino de Israel, logrando unificar su territorio e incluso expandirlo, de modo de comprender las ciudades de Jerusalén y Samaria, Petra, Zabah y Damasco. La historia de David figura en la Biblia, en los Libros del profeta Samuel y en el Libro de los Salmos. David fue uno de los grandes gobernantes de Israel y padre de otro de ellos, Salomón. Es venerado como rey y profeta en el judaísmo, el cristianismo (católicos el 29 de diciembre) y el islam. Legado de David La exultante vida y los hechos de David, son objeto de estudios por parte de religiosos de todos los credos monoteístas. El libro de Salmos En la Biblia

participate Deja de participar Participating
contribute Contribuye

Salmos > oro

mariaeudes

Publicado hace 1913 días - 0 estrellas

Premiar
Salmos 19 La Biblia de las Américas (LBLA)

Salmos 19 La Biblia de las Américas (LBLA)

Las obras y la palabra de Dios

Para el director del coro. Salmo de David.


1 Los cielos proclaman[a] la gloria de Dios,
y la expansión[b] anuncia la obra de sus manos.

2
Un día transmite el mensaje al otro día,
y una noche a la otra noche revela sabiduría.

3
No hay mensaje, no hay palabras;
no se oye su voz[c].

4
Mas por toda la tierra salió su voz[d],
y hasta los confines del mundo sus palabras.
En ellos[e] puso una tienda para el sol,

5
y éste, como un esposo que sale de su alcoba,
se regocija cual hombre fuerte al correr su carrera.

6
De un extremo de los cielos es su salida,
y su curso hasta el otro extremo[f] de ellos;
y nada hay que se esconda de su calor.



7
La ley del Señor es perfecta[g], que restaura el alma;
el testimonio del Señor es seguro, que hace sabio al sencillo.

8
Los preceptos del Señor son rectos, que alegran el corazón;
el mandamiento del Señor es puro, que alumbra los ojos.

9
El temor del Señor es limpio, que permanece para siempre;
los juicios del Señor son verdaderos, todos ellos justos;

10
deseables más que el oro; sí, más que mucho oro fino,
más dulces que la miel y que el destilar[h] del panal.

11
Además, tu siervo es amonestado por ellos;
en guardarlos hay gran recompensa.

12
¿Quién puede discernir sus propios errores?
Absuélveme de los que me son ocultos.

13
Guarda también a tu siervo de pecados de soberbia;
que no se enseñoreen de mí.
Entonces seré íntegro[i],
y seré absuelto de gran transgresión.

14
Sean gratas las palabras de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti,
oh Señor, roca mía y redentor mío.


Footnotes:
a.Salmos 19:1 O, cuentan
b.Salmos 19:1 O, el firmamento
c.Salmos 19:3 I.e., la voz de los días y de las noches
d.Salmos 19:4 Otra posible lectura es: su hilo
e.Salmos 19:4 I.e., En los cielos
f.Salmos 19:6 Lit., los extremos
g.Salmos 19:7 O, intachable
h.Salmos 19:10 O, las gotas que destilan
i.Salmos 19:13 O, perfecto

Dios oro miel dulces

Comentar