Descubrir
Comienza una colección Buscar
Salmos

David (hebreo: דָּוִד, «el amado» o «el elegido de Dios»; c. 1040-966 a.E.C.) fue un rey israelita, sucesor del rey Saúl y el segundo monarca del Reino de Israel, logrando unificar su territorio e incluso expandirlo, de modo de comprender las ciudades de Jerusalén y Samaria, Petra, Zabah y Damasco. La historia de David figura en la Biblia, en los Libros del profeta Samuel y en el Libro de los Salmos. David fue uno de los grandes gobernantes de Israel y padre de otro de ellos, Salomón. Es venerado como rey y profeta en el judaísmo, el cristianismo (católicos el 29 de diciembre) y el islam.

Legado de David

La exultante vida y los hechos de David, son objeto de estudios por parte de religiosos de todos los credos monoteístas.

El libro de Salmos
En la Biblia

Salmos

1 contribuyeron 8 participando + Info

Salmos David (hebreo: דָּוִד, «el amado» o «el elegido de Dios»; c. 1040-966 a.E.C.) fue un rey israelita, sucesor del rey Saúl y el segundo monarca del Reino de Israel, logrando unificar su territorio e incluso expandirlo, de modo de comprender las ciudades de Jerusalén y Samaria, Petra, Zabah y Damasco. La historia de David figura en la Biblia, en los Libros del profeta Samuel y en el Libro de los Salmos. David fue uno de los grandes gobernantes de Israel y padre de otro de ellos, Salomón. Es venerado como rey y profeta en el judaísmo, el cristianismo (católicos el 29 de diciembre) y el islam. Legado de David La exultante vida y los hechos de David, son objeto de estudios por parte de religiosos de todos los credos monoteístas. El libro de Salmos En la Biblia

participate Deja de participar Participating
contribute Contribuye

Salmos

mariaeudes

Publicado hace 805 días - 0 estrellas

Premiar
Salmos 7 La Biblia de las Américas (LBLA)

Salmos 7 La Biblia de las Américas (LBLA)

Plegaria del justo perseguido

Sigaión[a] de David, que cantó al Señor acerca de Cus[b], el Benjamita.


1 Oh Señor, Dios mío, en ti me refugio;
sálvame de todos los que me persiguen, y líbrame,

2
no sea que alguno desgarre mi alma[c] cual león,
y me despedace[d] sin que haya quien me libre.

3
Oh Señor, Dios mío, si yo he hecho esto,
si hay en mis manos[e] injusticia,

4
si he pagado con el mal al que estaba en paz conmigo[f],
o he despojado[g] al que sin causa era mi adversario[h],

5
que persiga el enemigo mi alma[i] y la[j] alcance;
que pisotee en tierra mi vida,
y eche en el polvo mi gloria. (Selah[k])

6
Levántate, oh Señor, en tu ira;
álzate contra la furia de mis adversarios,
y despiértate en favor mío[l]; tú has establecido juicio.

7
Que te rodee la asamblea de los pueblos,
y tú en lo alto regresa sobre ella.

8
El Señor juzga a los pueblos;
júzgame oh Señor, conforme a mi justicia y a la integridad que hay en mí.

9
Acabe la maldad de los impíos, mas establece tú al justo,
pues el Dios justo prueba los corazones y las mentes[m].

10
Mi escudo está en Dios,
que salva a los rectos de corazón.

11
Dios es juez justo,
y un Dios que se indigna cada día contra el impío.

12
Y si el impío no se arrepiente, El afilará su espada;
tensado y preparado está su arco.

13
Ha preparado también sus[n] armas de muerte;
hace de sus flechas saetas ardientes.

14
He aquí, con la maldad sufre dolores[o],
y concibe la iniquidad y da a luz el engaño.

15
Ha cavado una fosa y la ha ahondado,
y ha caído en el hoyo que hizo.

16
Su iniquidad volverá sobre su cabeza,
y su violencia descenderá sobre su coronilla.

17
Daré gracias al Señor conforme a su justicia,
y cantaré alabanzas al nombre del Señor, el Altísimo.


Footnotes:
a.Salmos 7:1 I.e., Ditirambo, canto vehemente
b.Salmos 7:1 O, sobre las palabras de Cus
c.Salmos 7:2 O, me desgarre
d.Salmos 7:2 O, arrastrándome
e.Salmos 7:3 Lit., palmas
f.Salmos 7:4 O, a mi amigo
g.Salmos 7:4 Algunas versiones dicen: antes he libertado
h.Salmos 7:4 O, a mi adversario sin causa
i.Salmos 7:5 O, me persiga
j.Salmos 7:5 O, me
k.Salmos 7:5 Posiblemente, Pausa, Crescendo, o Interludio
l.Salmos 7:6 La versión gr. (Sept.) dice: despierta, Dios mío
m.Salmos 7:9 Lit., los riñones; i.e., el hombre interior
n.Salmos 7:13 Lit., para sí
o.Salmos 7:14 I.e., dolores como de parto

Crea tu colección de placas

mariaeudes

Publicado hace 805 días - 0 estrellas

Premiar
Salmos 6 La Biblia de las Américas (LBLA)

Salmos 6 La Biblia de las Américas (LBLA)

Oración pidiendo misericordia en la prueba

Para el director del coro; con instrumentos de cuerda, sobre una lira de ocho cuerdas[a]. Salmo de David.


1 Señor, no me reprendas en tu ira,
ni me castigues en tu furor.

2
Ten piedad de mí, Señor, pues languidezco[b];
sáname, Señor, porque mis huesos se estremecen.

3
Mi alma también está muy angustiada;
y tú, oh Señor, ¿hasta cuándo?

4
Vuélvete, Señor, rescata mi alma[c];
sálvame por tu misericordia.

5
Porque no hay en la muerte memoria de ti;
en el Seol[d], ¿quién te dará gracias?

6
Cansado estoy de mis gemidos;
todas las noches inundo de llanto mi lecho[e],
con mis lágrimas riego[f] mi cama.

7
Se consumen de sufrir mis ojos[g];
han envejecido[h] a causa de todos mis adversarios.

8
Apartaos de mí, todos los que hacéis iniquidad,
porque el Señor ha oído la voz de mi llanto.

9
El Señor ha escuchado mi súplica;
el Señor recibe mi oración.

10
Todos mis enemigos serán avergonzados y se turbarán en gran manera;
se volverán[i], y de repente serán avergonzados.


Footnotes:
a.Salmos 6:1 O, en una octava más baja; heb., Seminit
b.Salmos 6:2 O, estoy enfermo, o, sin fuerzas
c.Salmos 6:4 O, vida
d.Salmos 6:5 I.e., región de los muertos
e.Salmos 6:6 Lit., hago nadar mi cama
f.Salmos 6:6 Lit., disuelvo
g.Salmos 6:7 Lit., Gastado está mi ojo
h.Salmos 6:7 Lit., ha envejecido
i.Salmos 6:10 O, nuevamente

Ojos Llanto Lágrimas

Comentar

mariaeudes

Publicado hace 805 días - 0 estrellas

Premiar
Salmos 5 La Biblia de las Américas (LBLA)

Salmos 5 La Biblia de las Américas (LBLA)

Oración pidiendo protección de los malos

Para el director del coro; para acompañamiento de flauta[a]. Salmo de David.


1 Escucha mis palabras, oh Señor;
considera mi lamento[b].

2
Está atento a la voz de mi clamor, Rey mío y Dios mío,
porque es a ti a quien oro.

3
Oh Señor, de mañana oirás mi voz;
de mañana presentaré[c] mi oración[d] a ti,
y con ansias esperaré.

4
Porque tú no eres un Dios que se complace en la maldad;
el mal no mora[e] contigo.

5
Los que se ensalzan no estarán delante de tus ojos;
aborreces a todos los que hacen iniquidad.

6
Destruyes a los que hablan falsedad;
el Señor abomina al hombre sanguinario y engañador[f].

7
Mas yo, por la abundancia de tu misericordia entraré en tu casa;
me postraré en[g] tu santo templo con reverencia[h].

8
Señor, guíame en tu justicia por causa de mis enemigos[i];
allana[j] delante de mí tu camino.

9
Porque no hay sinceridad en lo que dicen[k];
destrucción son sus entrañas,
sepulcro abierto es su garganta;
con su lengua hablan lisonjas[l].

10
Tenlos por culpables, oh Dios;
¡que caigan por sus mismas intrigas!
Echalos fuera por la multitud de sus transgresiones,
porque se rebelan contra ti.

11
Pero alégrense todos los que en ti se refugian;
para siempre canten con júbilo,
porque tú los proteges[m];
regocíjense en ti los que aman tu nombre.

12
Porque tú, oh Señor, bendices al justo,
como con un escudo lo rodeas de tu favor.


Footnotes:
a.Salmos 5:1 Heb., Nehilot
b.Salmos 5:1 O, meditación
c.Salmos 5:3 Lit., ordenaré
d.Salmos 5:3 O, mi sacrificio
e.Salmos 5:4 Lit., no se hospeda
f.Salmos 5:6 O, de sangre y de engaño
g.Salmos 5:7 O, hacia
h.Salmos 5:7 Lit., con tu temor
i.Salmos 5:8 O, los que me asechan
j.Salmos 5:8 O, endereza

mariaeudes

Publicado hace 805 días - 0 estrellas

Premiar
Salmos 4 La Biblia de las Américas (LBLA)

Salmos 4 La Biblia de las Américas (LBLA)

Oración vespertina de confianza en Dios

Para el director del coro[a]; para instrumentos de cuerda.
Salmo de David.


1 Cuando clamo, respóndeme, oh Dios de mi justicia.
En la angustia me has aliviado[b];
ten piedad de mí, escucha mi oración.

2
Hijos de hombres, ¿hasta cuándo cambiaréis mi honra[c] en deshonra?
¿Hasta cuándo amaréis la vanidad[d] y buscaréis la mentira? (Selah[e])

3
Sabed, pues, que el Señor ha apartado[f] al piadoso para sí;
el Señor oye cuando a El clamo.

4
Temblad[g], y[h] no pequéis;
meditad[i] en vuestro corazón sobre vuestro lecho, y callad. (Selah)

5
Ofreced sacrificios de justicia,
y confiad en el Señor.

6
Muchos dicen: ¿Quién nos mostrará el bien?
¡Alza, oh Señor, sobre nosotros la luz de tu rostro!

7
Alegría pusiste en mi corazón,
mayor que la de ellos cuando abundan su grano y su mosto.

8
En paz me acostaré y así también[j] dormiré;
porque sólo tú, Señor, me haces habitar seguro.


Footnotes:
a.Salmos 4:1 I.e., Que pertenece a la antología del director del coro
b.Salmos 4:1 Lit., me has hecho lugar
c.Salmos 4:2 O, gloria
d.Salmos 4:2 O, lo que no es de valor
e.Salmos 4:2 Posiblemente, Pausa, Crescendo, o Interludio
f.Salmos 4:3 Una variante es: ha tratado en forma maravillosa
g.Salmos 4:4 I.e., de ira o temor
h.Salmos 4:4 O, pero
i.Salmos 4:4 Lit., decid
j.Salmos 4:8 O, al mismo tiempo

Dios piedad David

Comentar

mariaeudes

Publicado hace 805 días - 0 estrellas

Premiar
Salmos 3 La Biblia de las Américas (LBLA)

Salmos 3 La Biblia de las Américas (LBLA)

Oración matutina de confianza en Dios

Salmo de David, cuando huía de su hijo Absalón[a].


1 ¡Oh Señor, cómo se han multiplicado mis adversarios!
Muchos se levantan contra mí.

2
Muchos dicen de mí[b]:
Para él no hay salvación[c] en Dios. (Selah[d])

3
Mas tú, oh Señor, eres escudo en derredor mío,
mi gloria, y el que levanta mi cabeza.

4
Con mi voz clamé al Señor,
y El me respondió desde su santo monte. (Selah)

5
Yo me acosté y me dormí;
desperté, pues el Señor me sostiene.

6
No temeré a los diez millares de enemigos[e]
que se han puesto en derredor contra mí.

7
¡Levántate, Señor! ¡Sálvame, Dios mío!
Porque tú hieres[f] a todos mis enemigos en la mejilla[g];
rompes[h] los dientes de los impíos.

8
La salvación[i] es del Señor.
¡Sea sobre tu pueblo tu bendición! (Selah)


Footnotes:
a.Salmos 3:1 Véase 2 Sam. 15:13-17, 29
b.Salmos 3:2 Lit., a mi alma
c.Salmos 3:2 O, liberación
d.Salmos 3:2 Posiblemente, Pausa, Crescendo, o Interludio
e.Salmos 3:6 Lit., gente
f.Salmos 3:7 O, has herido
g.Salmos 3:7 O, quijada
h.Salmos 3:7 O, has roto
i.Salmos 3:8 O, liberación

Salvación bíblia Salmo Davi

Comentar

mariaeudes

Publicado hace 805 días - 0 estrellas

Premiar
Salmos 2 La Biblia de las Américas (LBLA)

Salmos 2 La Biblia de las Américas (LBLA)

El reino del Ungido del Señor


1 ¿Por qué se sublevan las naciones[a],
y los pueblos traman cosas vanas?

2
Se levantan los reyes de la tierra,
y los gobernantes traman unidos
contra el Señor y contra su Ungido[b], diciendo:

3
¡Rompamos sus cadenas[c]
y echemos de nosotros sus cuerdas!

4
El que se sienta como Rey en los cielos se ríe,
el Señor se burla de ellos.

5
Luego les hablará en su ira,
y en su furor los aterrará, diciendo:

6
Pero yo mismo he consagrado[d] a mi Rey
sobre Sion, mi santo monte.

7
Ciertamente anunciaré el decreto del Señor
que me dijo[e]: “Mi Hijo eres tú,
yo te he engendrado hoy.

8
“Pídeme, y te daré las naciones[f] como herencia tuya,
y como posesión tuya los confines de la tierra.

9
“Tú los quebrantarás[g] con vara[h] de hierro;
los desmenuzarás como vaso de alfarero.”

10
Adorad[j] al Señor con reverencia[k],
Ahora pues, oh reyes, mostrad discernimiento;
recibid amonestación, oh jueces[i] de la tierra.

11
y alegraos con temblor.

12
Honrad[l] al Hijo para que no se enoje y perezcáis en el camino,
pues puede inflamarse de repente su ira.
¡Cuán bienaventurados son todos los que en El se refugian!


Footnotes:
a.Salmos 2:1 O, los gentiles
b.Salmos 2:2 O, Mesías
c.Salmos 2:3 O, ligaduras, o, coyundas
d.Salmos 2:6 O, instalado
e.Salmos 2:7 O, el decreto: el Señor me dijo
f.Salmos 2:8 O, los gentiles
g.Salmos 2:9 Otra posible lectura es: los regirás, o, los gobernarás
h.Salmos 2:9 O, cetro
i.Salmos 2:10 O, gobernantes
j.Salmos 2:11 O, Servid
k.Salmos 2:11 O, temor
l.Salmos 2:12 Lit., Besad

Tierra cielos pueblos

Comentar

mariaeudes

Publicado hace 805 días - 0 estrellas

Premiar
Salmos 1 La Biblia de las Américas (LBLA)

Salmos 1 La Biblia de las Américas (LBLA)

LIBRO PRIMERO

Contraste entre el justo y los impíos


1 ¡Cuán bienaventurado es el hombre que no anda en el consejo de los impíos,
ni se detiene en el camino de los pecadores,
ni se sienta en la silla de los escarnecedores,

2
sino que en la ley del Señor está su deleite,
y en su ley medita de día y de noche!

3
Será como árbol firmemente plantado junto a corrientes[a] de agua,
que da su fruto a su tiempo,
y su hoja[b] no se marchita;
en todo lo que hace, prospera[c].

4
No así los impíos,
que son como paja que se lleva el viento.

5
Por tanto, no se sostendrán[d] los impíos en el juicio,
ni los pecadores en la congregación de los justos.

6
Porque el Señor conoce[e] el camino de los justos,
mas el camino de los impíos perecerá.


Footnotes:
a.Salmos 1:3 O, canales
b.Salmos 1:3 O, follaje
c.Salmos 1:3 O, y todo lo que hace prospera
d.Salmos 1:5 O, se levantarán
e.Salmos 1:6 O, aprueba


La Biblia de las Américas (LBLA)
Copyright © 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation

Señor medita camino hombre

Comentar

mariaeudes

Publicado hace 806 días - 0 estrellas

Premiar
Salmos 40 La Biblia de las Américas (LBLA)

Salmos 40 La Biblia de las Américas (LBLA)

Dios sustenta a su siervo

Para el director del coro. Salmo de David.


1 Al Señor esperé pacientemente,
y El se inclinó a mí y oyó mi clamor.

2
Me sacó del hoyo de la destrucción, del lodo cenagoso;
asentó mis pies sobre una roca[a] y afirmó mis pasos.

3
Puso en mi boca un cántico nuevo, un canto de alabanza a nuestro Dios;
muchos verán esto, y temerán,
y confiarán en el Señor.

4
Cuán bienaventurado es el hombre que ha puesto en el Señor su confianza[b],
y no se ha vuelto a los soberbios ni a los que caen en falsedad.

5
Muchas son, Señor, Dios mío, las maravillas que tú has hecho,
y muchos tus designios[c] para con nosotros;
nadie hay que se compare contigo;
si los anunciara, y hablara de ellos,
no podrían ser enumerados[d].

6
Sacrificio[e] y ofrenda de cereal no has deseado;
has abierto[f] mis oídos;
holocausto y ofrenda por el pecado[g] no has requerido.

7
Entonces dije: He aquí, vengo;
en el rollo del libro está escrito de[h] mí;

8
me deleito en hacer tu voluntad, Dios mío;
tu ley está dentro de mi corazón[i].

9
He proclamado buenas nuevas de justicia en la gran congregación;
he aquí, no refrenaré mis labios,
oh Señor, tú lo sabes.

10
No he escondido tu justicia dentro de mi corazón;
he proclamado tu fidelidad y tu salvación;
no he ocultado a la gran congregación tu misericordia y tu fidelidad[j].

11
Tú, oh Señor, no retengas tu compasión[k] de mí;
tu misericordia y tu fidelidad me guarden continuamente,

12
porque me rodean males sin número;
mis iniquidades me han alcanzado, y no puedo ver;
son más numerosas que los cabellos de mi cabeza,
y el corazón me falla[l].

13
Ten a bien, oh Señor, libertarme;
apresúrate, Señor, a socorrerme.

14
Sean avergonzados y humillados a una
los que buscan mi vida[m] para destruirla;
sean vueltos atrás y cubiertos de ignominia
los que se complacen en mi mal[n].

15
Queden atónitos a causa de su vergüenza
los que me dicen: ¡Ajá, ajá!

16
Regocíjense y alégrense en ti todos los que te buscan;
que digan continuamente: ¡Engrandecido sea el Señor!
los que aman tu salvación.

17
Por cuanto yo estoy afligido y necesitado,
el Señor me tiene en cuenta.
Tú eres mi socorro y mi libertador;
Dios mío, no te tardes.


Footnotes:
a.Salmos 40:2 O, un peñón
b.Salmos 40:4 O, que ha hecho al Señor su confianza
c.Salmos 40:5 O, pensamientos
d.Salmos 40:5 Lit., serían demasiados para contar
e.Salmos 40:6 I.e., Sacrificio de sangre
f.Salmos 40:6 O, perforado
g.Salmos 40:6 O, de expiación
h.Salmos 40:7 O, se ha ordenado para
i.Salmos 40:8 Lit., de mis entrañas
j.Salmos 40:10 O, verdad
k.Salmos 40:11 Lit., tus compasiones
l.Salmos 40:12 Lit., abandona
m.Salmos 40:14 Lit., alma

mariaeudes

Publicado hace 806 días - 0 estrellas

Premiar
Salmos 39 La Biblia de las Américas (LBLA)

Salmos 39 La Biblia de las Américas (LBLA)

Vanidad de la vida

Para el director del coro, para Jedutún[a]. Salmo de David.


1 Yo dije: Guardaré mis caminos,
para no pecar con mi lengua;
guardaré mi boca como con mordaza,
mientras el impío esté en mi presencia.

2
Enmudecí y callé[b];
guardé silencio aun acerca de lo bueno,
y se agravó mi dolor[c].

3
Ardía mi corazón dentro de mí;
mientras meditaba, se encendió[d] el fuego;
entonces dije con mi lengua:

4
Señor, hazme saber mi fin,
y cuál es la medida de mis días,
para que yo sepa cuán efímero[e] soy.

5
He aquí, tú has hecho mis días muy breves[f],
y mi existencia es como nada delante de ti;
ciertamente todo hombre, aun en la plenitud de su vigor[g], es sólo un soplo[h]. (Selah[i])

6
Sí, como una sombra[j] anda el hombre;
ciertamente en vano se afana[k];
acumula riquezas, y no sabe quién las recogerá.

7
Y ahora, Señor, ¿qué espero?
En ti está mi esperanza.

8
Líbrame de todas mis transgresiones;
no me hagas la burla[l] de los necios.

9
Mudo me he quedado, no abro la boca,
porque tú eres el que ha obrado.

10
Quita de mí tu plaga;
por la dureza de tu mano estoy pereciendo[m].

11
Con castigos corriges al hombre por su iniquidad;
como la polilla, consumes lo que es más precioso para él;
ciertamente, todo hombre es sólo un soplo. (Selah)

12
Escucha mi oración, oh Señor, y presta oído a mi clamor;
no guardes silencio ante mis lágrimas;
porque extranjero soy junto a ti,
peregrino, como todos mis padres.

13
Aparta de mí tu mirada, para poder alegrarme,
antes de que me vaya de aquí[n], y ya no exista.


Footnotes:
a.Salmos 39:1 Véase 1 Crón. 16:41; Sal. 62 y 77
b.Salmos 39:2 Lit., Enmudecí con silencio
c.Salmos 39:2 O, pesar
d.Salmos 39:3 O, ardió
e.Salmos 39:4 O, frágil
f.Salmos 39:5 Lit., como palmos
g.Salmos 39:5 Lit., cuando está firme
h.Salmos 39:5 O, es completa vanidad
i.Salmos 39:5 Posiblemente, Pausa, Crescendo, o Interludio
j.Salmos 39:6 O, imagen
k.Salmos 39:6 O, se alborota
l.Salmos 39:8 O, el escarnio
m.Salmos 39:10 O, me estoy consumiendo
n.Salmos 39:13 I.e., antes de que muera

mariaeudes

Publicado hace 806 días - 0 estrellas

Premiar
Salmos 38 La Biblia de las Américas (LBLA)

Salmos 38 La Biblia de las Américas (LBLA)

Oración del pecador contrito

Salmo de David. Para conmemorar.


1 Señor, no me reprendas en tu enojo,
ni me castigues en tu furor.

2
Porque tus saetas se han clavado en mí,
y sobre mí ha descendido tu mano.

3
Nada hay sano en mi carne a causa de tu indignación;
en mis huesos no hay salud a causa de mi pecado.

4
Porque mis iniquidades han sobrepasado mi cabeza;
como pesada carga, pesan mucho para mí.

5
Mis llagas[a] hieden y supuran.
A causa de mi necedad[b],

6
estoy encorvado y abatido[c] en gran manera,
y ando sombrío todo el día.

7
Porque mis lomos están inflamados de fiebre[d],
y nada hay sano en mi carne.

8
Estoy entumecido y abatido en gran manera;
gimo[e] a causa de la agitación[f] de mi corazón.

9
Señor, todo mi anhelo está delante de ti,
y mi suspiro no te es oculto.

10
Palpita mi corazón, mis fuerzas me abandonan,
y aun la luz de mis ojos se ha ido de mí[g].

11
Mis amigos[h] y mis compañeros se mantienen lejos de mi plaga,
y mis parientes se mantienen a distancia.

12
Los que buscan mi vida[i] me tienden lazos;
los que procuran mi mal hablan de mi destrucción,
y traman traición todo el día.

13
Mas yo, como el sordo, no oigo;
soy como el mudo que no abre la boca.

14
Sí, soy como el hombre que no oye,
y en cuya boca no hay réplica.

15
Porque en ti espero, oh Señor;
tú responderás, Señor, Dios mío.

16
Pues dije: Que no se alegren de mí
los que, cuando mi pie resbala, se engrandecen sobre mí.

17
Porque yo estoy a punto de caer,
y mi dolor está continuamente delante de mí.

18
Confieso, pues, mi iniquidad;
afligido estoy a causa de mi pecado.

19
Pero mis enemigos son vigorosos y fuertes[j];
muchos son los que sin causa me aborrecen.

20
Y los que pagan mal por bien
se me oponen, porque yo sigo lo bueno.

21
No me abandones, oh Señor;
Dios mío, no estés lejos de mí.

22
Apresúrate a socorrerme,
oh Señor, salvación mía.


Footnotes:
a.Salmos 38:5 O, heridas de látigo
b.Salmos 38:5 O, locura
c.Salmos 38:6 O, doblado
d.Salmos 38:7 Lit., llenos de ardor
e.Salmos 38:8 Lit., rujo
f.Salmos 38:8 Lit., del gemido
g.Salmos 38:10 Lit., no está conmigo
h.Salmos 38:11 O, Los que me aman
i.Salmos 38:12 Lit., alma
j.Salmos 38:19 O, numerosos

mariaeudes

Publicado hace 806 días - 0 estrellas

Premiar
Salmos 37 La Biblia de las Américas (LBLA)

Salmos 37 La Biblia de las Américas (LBLA)

El justo y el problema del mal

Salmo de David.


1 No te irrites a causa de los malhechores;
no tengas envidia de los que practican la iniquidad.

2
Porque como la hierba pronto se secarán[a],
y se marchitarán como la hierba verde.

3
Confía en el Señor, y haz el bien;
habita en la tierra, y cultiva la[b] fidelidad.

4
Pon tu delicia en el Señor,
y El te dará las peticiones de tu corazón.

5
Encomienda al Señor tu camino,
confía en El, que El actuará;

6
hará resplandecer[c] tu justicia como la luz,
y tu derecho[d] como el mediodía.

7
Confía callado en[e] el Señor y espérale con paciencia;
no te irrites a causa del que prospera en su camino,
por el hombre que lleva a cabo sus intrigas.

8
Deja la ira y abandona el furor;
no te irrites, sólo harías lo malo.

9
Porque los malhechores serán exterminados,
mas los que esperan en el Señor poseerán la tierra.

10
Un poco más y no existirá el impío;
buscarás con cuidado su[f] lugar, pero él no estará allí.

11
Mas los humildes poseerán la tierra,
y se deleitarán en abundante prosperidad[g].

12
El impío trama contra el justo,
y contra él rechina sus dientes.

13
El Señor se ríe de él,
porque ve que su día se acerca.

14
Los impíos han sacado la espada y entesado el arco,
para abatir al afligido y al necesitado,
para matar a los de recto proceder.

15
Su espada penetrará en su propio corazón,
y sus arcos serán quebrados.

16
Mejor es lo poco del justo
que la abundancia de muchos impíos.

17
Porque los brazos de los impíos serán quebrados;
mas el Señor sostiene a los justos.

18
El Señor conoce los días de los íntegros[h],
y su herencia será perpetua.

19
No serán avergonzados en el tiempo malo,
y en días de hambre se saciarán.

20
Pero los impíos perecerán,
y los enemigos del Señor serán como la hermosura[i] de los prados[j];
desaparecen, se desvanecen como el humo.

21
El impío pide prestado y no paga,
mas el justo es compasivo y da.

22
Porque los que son bendecidos por el Señor[k] poseerán la tierra,
pero los maldecidos por El serán exterminados.

23
Por el Señor son ordenados[l] los pasos del hombre,
y el Señor[m] se deleita en su camino.

24
Cuando caiga, no quedará derribado,
porque el Señor sostiene[n] su mano.

25
Yo fui joven, y ya soy viejo,
y no he visto al justo desamparado,
ni a su descendencia[o] mendigando pan.

26
Todo el día[p] es compasivo y presta,
y su descendencia[q] es para bendición.

27
Apártate del mal y haz el bien,
y tendrás morada para siempre.

28
Porque el Señor ama la justicia[r],
y no abandona a sus santos;
ellos son preservados para siempre,
pero la descendencia[s] de los impíos será exterminada.

29
Los justos poseerán la tierra,
y para siempre morarán en ella.

30
La boca del justo profiere sabiduría
y su lengua habla rectitud.

31
La ley de su Dios está en su corazón;
no vacilan sus pasos.

32
El impío acecha al justo
y procura matarlo.

33
El Señor no dejará al justo[t] en sus manos,
ni permitirá que lo condenen cuando sea juzgado.

34
Espera en el Señor y guarda su camino,
y El te exaltará para que poseas la tierra;
cuando los impíos sean exterminados, tú lo verás.

35
He visto al impío, violento[u],
extenderse como frondoso árbol en su propio suelo[v].

36
Luego pasó[w], y he aquí, ya no estaba;
lo busqué, pero no se le halló.

37
Observa al que es íntegro[x], mira al que es recto;
porque el hombre de paz tendrá descendencia[y].

38
Pero los transgresores serán destruidos a una;
la posteridad de los impíos será exterminada.

39
Mas la salvación de los justos viene del Señor;
El es su fortaleza en el tiempo de la angustia.

40
El Señor los ayuda y los libra;
los libra de los impíos y los salva,
porque en El se refugian.


Footnotes:
a.Salmos 37:2 O, serán cortados
b.Salmos 37:3 O, apaciéntate en su
c.Salmos 37:6 Lit., hará salir
d.Salmos 37:6 O, juicio
e.Salmos 37:7 O, Aguarda en silencio ante
f.Salmos 37:10 O, en su
g.Salmos 37:11 O, paz
h.Salmos 37:18 O, perfectos
i.Salmos 37:20 I.e., las flores
j.Salmos 37:20 Algunas versiones dicen: el sebo de los carneros
k.Salmos 37:22 Lit., El
l.Salmos 37:23 O, afirmados
m.Salmos 37:23 O, y El
n.Salmos 37:24 O, le sostiene con
o.Salmos 37:25 Lit., su simiente
p.Salmos 37:26 O, En todo tiempo
q.Salmos 37:26 Lit., simiente
r.Salmos 37:28 Lit., el juicio
s.Salmos 37:28 Lit., simiente
t.Salmos 37:33 Lit., no lo dejará
u.Salmos 37:35 O, poderoso
v.Salmos 37:35 La versión gr. (Sept.) dice: levantarse como los cedros del Líbano
w.Salmos 37:36 Algunas versiones antiguas dicen: pasé
x.Salmos 37:37 O, perfecto
y.Salmos 37:37 Lit., posteridad

mariaeudes

Publicado hace 806 días - 0 estrellas

Premiar
Salmos 36 La Biblia de las Américas (LBLA)

Salmos 36 La Biblia de las Américas (LBLA)

La maldad del hombre y la misericordia de Dios

Para el director del coro. Salmo de David, siervo del Señor.


1 La transgresión habla al impío dentro de su[a] corazón;
no hay temor de Dios delante de sus ojos.

2
Porque en sus propios ojos la transgresión le engaña[b]
en cuanto a descubrir su iniquidad y aborrecerla.

3
Las palabras de su boca son iniquidad y engaño;
ha dejado de ser sabio y de hacer el bien[c].

4
Planea la iniquidad en su cama;
se obstina en un camino que no es bueno;
no aborrece el mal.

5
Tu misericordia, oh Señor, se extiende hasta[d] los cielos,
tu fidelidad, hasta el firmamento.

6
Tu justicia es como los montes de Dios[e];
tus juicios son como profundo abismo.
Tú preservas, oh Señor, al hombre y al animal.

7
¡Cuán preciosa es, oh Dios, tu misericordia!
Por eso los hijos de los hombres se refugian a la sombra de tus alas.

8
Se sacian de la abundancia[f] de tu casa,
y les das a beber del río de tus delicias.

9
Porque en ti[g] está la fuente de la vida;
en tu luz vemos la luz.

10
Continúa tu misericordia para con los que te conocen,
y tu justicia para con los rectos de corazón.

11
Que no me alcance el pie del orgullo,
ni me mueva la mano de los impíos.

12
Allí han caído los que obran iniquidad;
han sido derribados y no se pueden levantar.


Footnotes:
a.Salmos 36:1 Así en algunos mss., el T.M. dice mi
b.Salmos 36:2 O, lisonjea
c.Salmos 36:3 O, de entender el hacer el bien
d.Salmos 36:5 Lit., está en
e.Salmos 36:6 O, poderosos montes
f.Salmos 36:8 Lit., grosura o lo mejor
g.Salmos 36:9 Lit., contigo