Descubrir
Comienza una colección Buscar
ॐ Aunque te escondas de los demás cuando haces algo indebido, siempre estarás tu allí siendo testigo de lo que haces ॐ

Reflexiones ,frases, cuentos ,videos para ir mas allá de la mente y ver la realidad que oculta nuestro ego.

"Se tu mismo. Comparte con los demas lo que realmente eres.No dudes nunca de tus cualidades y recuerda que siempre seras valorado por lo que eres y no por aquello que tratas ser".-.El mundo es un lugar de ecos si arrojamos ira, ira nos devuelve si damos amor, amor es lo que recibimos-.La auténtica sabiduría no se enseña, se 
aprende.

Conciencia Zen

1 contribuyeron 72 participando + Info

ॐ Aunque te escondas de los demás cuando haces algo indebido, siempre estarás tu allí siendo testigo de lo que haces ॐ Reflexiones ,frases, cuentos ,videos para ir mas allá de la mente y ver la realidad que oculta nuestro ego. "Se tu mismo. Comparte con los demas lo que realmente eres.No dudes nunca de tus cualidades y recuerda que siempre seras valorado por lo que eres y no por aquello que tratas ser".-.El mundo es un lugar de ecos si arrojamos ira, ira nos devuelve si damos amor, amor es lo que recibimos-.La auténtica sabiduría no se enseña, se aprende.

participate Deja de participar Participating
contribute Contribuye

Conciencia Zen > CUENTOS SABIOS

ConcienciaZen

Publicado hace 2006 días - 0 estrellas

Premiar
Cierto día  un sabio visitó el infierno

Cierto día, un sabio visitó el infierno. Allí, vio a mucha gente sentada en torno a una mesa ricamente servida. Estaba llena de alimentos, a cual más apetitoso y exquisito. Sin embargo, todos los comensales tenían cara de hambrientos y el gesto demacrado: Tenían que comer con palillos; pero no podían, porque eran unos palillos tan largos como un remo. Por eso, por más que estiraban su brazo, nunca conseguían llevarse nada a la boca.

Impresionado, el sabio salió del infierno y subió al cielo. Con gran asombro, vio que también allí había una mesa llena de comensales y con iguales manjares. En este caso, sin embargo, nadie tenía la cara desencajada; todos los presentes lucían un semblante alegre; respiraban salud y bienestar por los cuatro costados. Y es que, allí, en el cielo, cada cual se preocupaba de alimentar con los largos palillos al que tenía enfrente.

"DAR PARA RECIBIR"

Crea tu colección de placas

ConcienciaZen

Publicado hace 2011 días - 0 estrellas

Premiar
Cuentan que un alpinista  desesperado por conquistar una altísima montaña  in...

Cuentan que un alpinista, desesperado por conquistar una altísima montaña, inició su travesía después de años de preparación, pero quería la gloria solo para él, por lo tanto subió sin compañeros.
Empezó a subir y se le fue haciendo tarde, y más tarde, y no se preparó para acampar, sino que decidió seguir subiendo, y oscureció.
La noche cayó con gran pesadez en la altura de la montaña, ya no se podía ver absolutamente nada. Todo era negro, cero visibilidad, la luna y las estrellas estaban cubiertas por las nubes.
Subiendo por un acantilado, a solo unos pocos metros de la cima, se resbaló y se desplomó por el aire, cayendo a velocidad vertiginosa. El alpinista solo podía ver veloces manchas oscuras y la terrible sensación de ser succionado por la gravedad. Seguía cayendo... y en esos angustiantes momentos, le pasaron por su mente todos los episodios gratos y no tan gratos de su vida.
Pensaba en la cercanía de la muerte, sin embargo, de repente, sintió el fortísimo tirón de la larga soga que lo amarraba de la cintura a las estacas clavadas en la roca de la montaña.
En ese momento de quietud, suspendido en el aire, no le quedó más que gritar: ¡¡¡AYÚDAME, DIOS MIO¡¡¡
De repente, una voz grave y profunda de los cielos le contestó:
-¿QUE QUIERES QUE HAGA?
- Sálvame Dios mío
- ¿REALMENTE CREES QUE YO TE PUEDA SALVAR?
- Por supuesto Señor
- ENTONCES CORTA LA CUERDA QUE TE SOSTIENE...
Hubo un momento de silencio; el hombre se aferró más aún a la cuerda.
Cuenta el equipo de rescate, que al otro día encontraron a un alpinista colgando muerto, congelado, agarradas sus manos fuertemente a la cuerda... A TAN SOLO DOS METROS DEL SUELO...
¿Y tú que tan aferrado estás a tu cuerda? ¿Te soltarías?

CUENTOS SABIOS

Comentar

ConcienciaZen

Publicado hace 2022 días - 0 estrellas

Premiar
A un discípulo que se mostraba excesivamente respetuoso le dijo el Maestro

A un discípulo que se mostraba excesivamente respetuoso le dijo el Maestro:
- Si la luz se refleja en la pared, ¿por qué veneras la pared?.
Intenta prestar atención a la luz.

CUENTOS SABIOS

Comentar

ConcienciaZen

Publicado hace 2027 días - 0 estrellas

Premiar
- En vuestra opinión  ¿cuál es la pregunta religiosa más

- En vuestra opinión, ¿cuál es la pregunta religiosa más
importante?
A modo de respuesta, escuchó muchas preguntas:
¿Existe Dios?, ¿Quién es Dios?, ¿Cuál es el camino hacia Dios?,
¿Hay vida después de la muerte?
- No; dijo el Maestro, la pregunta más importante es: ¿Quién soy yo?

SIEMPRE BUSCAMOS PREGUNTAS Y RESPUESTAS EXTERIORES A NOSOTROS.
MIRAMOS FUERA EN VEZ DE MIRA DENTRO DE NOSOTROS MISMOS.

CUENTOS SABIOS

Comentar

ConcienciaZen

Publicado hace 2056 días - 0 estrellas

Premiar
Nunca hay que precipitarse a la hora de sacar conclusiones

"Nunca hay que precipitarse a la hora de sacar conclusiones"

Mi mujer y yo estábamos sentados a la mesa en la reunión de mis excompañer@s de universidad. Yo contemplaba a una mujer sentada en una mesa vecina, totalmente borracha que se mecía con su bebida en la mano.
Mi mujer me preguntó:
– ¿La conoces?
– Sí -suspiré-, es mi ex-novia. Supe que se dio a la bebida cuando nos separamos hace algunos años y me dijeron que nunca más estuvo sobria.
– ¡Dios mío! – exclamó mi mujer ¡Quién diría que una persona puede celebrar algo durante tanto tiempo!

Moraleja : Siempre hay dos maneras de ver las cosas ;).!!

CUENTOS SABIOS

Comentar

ConcienciaZen

Publicado hace 2069 días - 0 estrellas

Premiar
Un psicólogo en una sesión grupal levantó un vaso de agua  todo el mundo espe...

Un psicólogo en una sesión grupal levantó un vaso de agua, todo el mundo esperaba la típica pregunta: ¿Está medio lleno o medio vacío? … Sin embargo, preguntó:
–¿Cuánto pesa este vaso?
 Las respuestas variaron entre 200 y 250 gramos.
 El psicólogo respondió: “El peso absoluto no es importante, depende de cuánto tiempo lo sostengo.
 Si lo sostengo 1 minuto, no es problema, si lo sostengo una hora, me dolerá el brazo, si lo sostengo 1 día, mi brazo se entumecerá y paralizará.
 El peso del vaso no cambia, pero cuanto más tiempo lo sujeto, más pesado, más difícil de soportar se vuelve”.
Y continuó: “Las preocupaciones son como el vaso de agua”.
Si piensas en ellas un rato, no pasa nada.
Si piensas un poco más empiezan a doler y si piensas en ellas todo el día, acabas sintiéndote paralizado, incapaz de hacer nada.”

Importante. ¡¡Recuerda soltar el vaso!!

CUENTOS SABIOS

Comentar

ConcienciaZen

Publicado hace 2110 días - 0 estrellas

Premiar
- Maestro  la gente repite Lo que es adentro es afuera

- Maestro, la gente repite Lo que es adentro es afuera. ¿Qué significa realmente esa frase?
- Hijo, la gente repite como loro. Eso se refiere a la totalidad, al equilibrio entre todos los componentes de un ser. La gente no puede comprenderlo y menos vivirlo porque está dividida: su adentro y su afuera son distintos. Miran distinto a un empleado que a su jefe, a su mujer que a su amante.

CUENTOS SABIOS

Comentar

ConcienciaZen

Publicado hace 2137 días - 0 estrellas

Premiar
- Maestro ¿qués es lo más importante cuando se trata de mantener y fortalecer...

- Maestro ¿qués es lo más importante cuando se trata de mantener y fortalecer una relación entre dos personas, sea del tipo que sea?
- Hijo, la materia prima de toda relación humana, sea de amistad o de amores o de negocios o lo que sea, es el espacio personal. Una relación es una construcción, una fabricación, por lo que lo más importante para que el producto salga firme y duradero es saber manejar sabiamente esa materia prima: el espacio personal de cada uno.

CUENTOS SABIOS

Comentar

ConcienciaZen

Publicado hace 2139 días - 0 estrellas

Premiar
- Maestro  ¿qué haces cuando despiertas?

- Maestro, ¿qué haces cuando despiertas?
- Hijo, respiro.
- ¿Y cuando te duermes?
- Respiro.
- ¿Y durante todo el día?
- Respiro.
- Pero Maestro, ¿y no haces nada más importante, como trabajar o relacionarte con los demás?
- Hijo, tu puedes estar toda una vida sin trabajar ni relacionarte, días sin comer ni tomar agua, pero ni un minuto sin respirar.
¿Qué es lo importante para ti?

CUENTOS SABIOS

Comentar

ConcienciaZen

Publicado hace 2149 días - 0 estrellas

Premiar

UN BONITO CUENTO PARA REFLEXIONA.!!

Cuentan que en la carpintería hubo una vez una extraña asamblea.
Fue una reunión de herramientas para arreglar sus diferencias.

El martillo ejerció la presidencia, pero la asamblea le notificó que tenía que renunciar. ¿La causa? ¡Hacía demasiado ruido! Y además se pasaba el tiempo golpeando.

El martillo aceptó su culpa, pero pidió que también fuera expulsado el tornillo, dijo que había que darle muchas vueltas para que sirviera de algo.

Ante el ataque, el tornillo aceptó también, pero a su vez pidió la expulsión de la lija. Hizo ver que era muy áspera en su trato y siempre tenía fricciones con los demás.

Y la lija estuvo de acuerdo, a condición que fuera expulsado el metro que siempre se la pasaba midiendo a los demás según su medida, como si fuera el único perfecto.

En eso entró el carpintero, se puso el delantal e inició su trabajo.
Utilizó el martillo, la lija, el metro y el tornillo.
Finalmente la tosca madera inicial se convirtió en un lindo mueble.
Cuando la carpintería quedó nuevamente sola, la asamblea reanudó la deliberación.
Fue entonces cuando tomó la palabra el serrucho, y dijo:
Señores, ha quedado demostrado que todos tenemos defectos, pero el Carpintero trabaja con nuestras cualidades. Eso es lo que nos hace valiosos.

Así que no pensemos ya en nuestros puntos malos y concentrémonos en la utilidad de nuestros puntos buenos La asamblea encontró entonces que el martillo era fuerte, el tornillo unía y daba fuerza, la lija era especial para afinar y limar asperezas y observaron que el metro era preciso y exacto.

MORALEJA: Observa y lo comprobarás. Cuando el ser humano busca a menudo defectos en los demás, la situación se vuelve tensa y negativa.
En cambio, cuando tratamos con sinceridad de percibir los puntos fuertes de los demás, es ahí donde florecen los mejores logros humanos.

Es fácil encontrar defectos. Pero encontrar cualidades, eso es para los espíritus superiores que son capaces de inspirar todos los éxitos humanos.

CUENTOS SABIOS

Comentar

ConcienciaZen

Publicado hace 2152 días - 0 estrellas

Premiar
- Maestro  ¿cuándo sabemos que estamos en presencia de una persona centrada  ...

- Maestro, ¿cuándo sabemos que estamos en presencia de una persona centrada, en la que podemos confiar plenamente?
- Hijo, evita la confianza plena; es peligrosa. En seguida, todo hombre fluctúa entre la contemplación serena y la acción enérgica. La persona centrada es aquella que está en equilibrio entre ambos extremos. Cualquier inclinación hacia alguno, la descentra.

CUENTOS SABIOS

Comentar

ConcienciaZen

Publicado hace 2165 días - 0 estrellas

Premiar
Era un yogui errante que había obtenido un gran progreso interior

Era un yogui errante que había obtenido un gran progreso interior.
Se sentó a la orilla de un camino y, de manera natural, entró en éxtasis.

Estaba en tan elevado estado de consciencia que se encontraba ausente de todo lo circundante. Poco después pasó por el lugar un ladrón y, al verlo, se dijo: “Este hombre, no me cabe duda, debe ser un ladrón que, tras haber pasado toda la noche robando, ahora se ha quedado dormido. Voy a irme a toda velocidad no vaya a ser que venga un policía a prenderle a él y también me aprese a mí”. Y huyó corriendo. No mucho después, fue un borracho el que pasó por el lugar.

Iba dando tumbos y apenas podía tenerse en pie. Miró al hombre sentado al borde del camino y pensó: “Éste está realmente borracho. Ha bebido tanto que no puede ni moverse”.

Y, tambaleándose, se alejó. Por último, pasó un genuino buscador espiritual y, al contemplar al yogui, se sentó a su lado, se inclinó y besó sus pies.

"Así como cada uno proyecta lo que lleva dentro, así el sabio reconoce al sabio ".

CUENTOS SABIOS

Comentar